5 de abril de 2020
13 de noviembre de 2018

Vodafone afirma que ha seguido "la estrategia correcta" al renunciar a emitir el fútbol

La operadora calcula que ahorrará 390 millones en los dos próximos ejercicios fiscales tras no comprar los derechos

Vodafone afirma que ha seguido "la estrategia correcta" al renunciar a emitir el fútbol
VODAFONE - ARCHIVO

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Vodafone, Antonio Coimbra, ha afirmado que el impacto en sus cuentas de su decisión de no emitir todo el fútbol esta temporada por la falta de rentabilidad ha estado en línea con sus estimaciones, por lo que considera que la empresa ha adoptado la "estrategia correcta" para obtener los resultados deseados en el medio y largo plazo.

"Los beneficios de la bajada del coste de fútbol llegará en la próxima temporada 2019 y 2020, pero el impacto en clientes es inmediato y está perfectamente alineado con la estimación que hicimos al salir del fútbol", ha afirmado Coimbra en la rueda de prensa de presentación del primer semestre.

En este contexto, ha asegurado que el impacto positivo en el Ebitda de su decisión de abandonar el fútbol, que esta temporada le hubiera costado unos 330 millones de euros anuales, se verá en el medio plazo por el ahorro en el coste de contenidos y será "significativo", aunque en los próximos trimestres los resultados seguirán la misma tendencia que ahora.

En este sentido, ha recordado que hasta julio siguió pagando todos los derechos del fútbol y ha señalado que el coste de este contenido en el primer semestre ha estado en línea con el del año pasado, incluso sin contar con el 'partidazo', ya que la operadora sigue emitiendo ocho partidos de La Liga adquiridos a Mediapro.

El director financiero de Vodafone España ha apuntado que el grupo británico calcula que el ahorro que registrará la compañía en el próximo ejercicio fiscal 2020 (del 1 de abril de 2019 al 31 de marzo de 2020) ascenderá a 150 millones de euros y el siguiente subirá a 240 millones de euros.

NEGOCIO NO RENTABLE

Coimbra ha asegurado que el fútbol no era un negocio rentable para Vodafone, que se veía "altamente penalizado" por la formula establecido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) para repartir los costes, ya que el coste unitario para la operadora era de unos 980 euros al año por cliente, frente a los en torno a 450 euros de sus competidores.

Por otra parte, también ha subrayado que el nuevo escenario de los derechos del fútbol ha generado una "fuerte batalla" comercial en los meses de agosto, septiembre e incluso octubre, con un incremento de los costes de captación y una bajada de ingresos. "Sabíamos el impacto que tenía salir del fútbol", ha agregado.

En este sentido, ha afirmado que la denominada "guerra del fútbol" ha lastrado tanto los resultados de Vodafone como los de su competencia, y ha reconocido que el nivel de agresividad comercial mostrado por Telefónica ha estado "un poco por encima" de lo que esperaban.

En esta línea, ha agregado que no emitir el fútbol le supone renunciar a vender sus productos a los dos millones de hogares que valoran este contenido en su oferta de telecomunicaciones, frente a un mercado de un total de 22 millones de hogares. "Se puede regalar el fútbol, pero no vender a más de esos dos millones", ha agregado Coimbra, quien ha negado que esto suponga convertirse en un operador 'low-cost'.

A este respecto, ha señalado que lo peor en salida de clientes ya ha pasado, dado que los más aficionados al fútbol han dejado la compañía en el inicio de la temporada, aunque en los próximos meses seguirán perdiendo clientes de televisión, sobre todo al inicio de la próxima temporada cuando tampoco emitan los ochos partidos.

MAYOR COMPETITIVIDAD COMERCIAL

Respecto a su decisión de mejorar la competitividad de su oferta comercial, Coimbra ha remarcado que permitió a la operadora presentar resultados comerciales positivos hasta el mes de julio, pero ha señalado que en el corto plazo esta apuesta se refleja en el descenso de los ingresos y el Ebitda.

Así, ha reconocido que una empresa debe tomar medidas que tienen impacto en el corto plazo si quiere obtener los resultados que esperan a medio y largo plazo. Por ello, ha defendido que la decisión de mejorar su oferta y no ofrecer todo el fútbol son medidas "necesarias" para lograr en el futuro "seguir creciendo" y aportando valor a al compañía.

"Vodafone se ha reposicionado para competir con éxito en el nuevo entorno de mercado", ha incidido Coimbra, quien ha destacado que ha sido una decisión "difícil de tomar" pero muy analizada.

Para leer más