21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 23 de noviembre de 2018

    Vodafone España analiza todos los aspectos de su estructura para adecuarla a su nueva estrategia

    La operadora decidirá después de este análisis si es necesario un recorte de su fuerza laboral

    Vodafone España analiza todos los aspectos de su estructura para adecuarla a su nueva estrategia
    VODAFONE - ARCHIVO

    MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Vodafone España está preparando una nueva estrategia para fijar su posición futura en el mercado, motivo por el cual la operadora ha iniciado un análisis para determinar cuál es la estructura más adecuada para este nuevo posicionamiento en todos los aspectos, sin que por el momento se haya identificado ningún impacto concreto en el empleo.

    Fuentes al tanto de estos planes han explicado a Europa Press que, "como es normal", la empresa está analizando la situación de toda la compañía, desde las inversiones hasta la plantilla, pero inciden en que hasta el momento no hay "nada firme sobre la mesa" en cuanto a la posibilidad de llevar a cabo un recorte de plantilla.

    En este sentido, inciden en que actualmente el proceso se encuentra "en fase de análisis" y que una vez que concluya será cuando se decida si la plantilla se ajusta o no a la nueva estrategia y si es necesario acometer un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tras los que tuvieron lugar en 2013 y 2015 o se adoptan otro tipo de medidas.

    Los diarios 'Expansión' y 'El País' han publicado este viernes que la compañía está estudiando llevar a cabo un reducción de su fuerza laboral en España, que podría incluso conllevar la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para hasta 1.000 empleados. Fuentes de la empresa no han querido realizar ningún declaración sobre este asunto.

    La idea de Vodafone, tal y como ha trasladado a los sindicatos, es que este proceso se lleve a cabo con "cierta premura" y su voluntad es tener las medidas definidas a principios de 2019 para implementarlas durante el primer trimestre y que estén implantadas cuando comience el nuevo ejercicio fiscal de la empresa el próximo 1 de abril, aunque estos plazos no son obligatorios.

    El grupo británico Vodafone asumió en su primer semestre fiscal un impacto negativo de 2.900 millones de euros por el deterioro de sus activos en la filial española ante las difíciles condiciones comerciales y económicas, que le han llevado a proyectar unos menores flujos de caja.

    Vodafone se enfrenta a un nuevo escenario comercial después de que la compañía decidiera no adquirir para esta temporada los derechos de televisión de la Champions League y el Partidazo de LaLiga, un movimiento que desencadenó este verano una guerra comercial entre los distintos operadores para captar clientes de televisión.

    Para leer más