24 de abril de 2019
8 de abril de 2016

Xabier de Irala abandona el consejo de Iberdrola, al que se incorpora el presidente de Fundación BBK

Xabier de Irala abandona el consejo de Iberdrola, al que se incorpora el presidente de Fundación BBK
FERNANDO GOMEZ

BILBAO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Xabier de Irala, que era actualmente consejero dominical en representación de Kutxabank, ha abandonado el consejo de administración de Iberdrola, después de diez años como miembro del órgano rector del grupo energético.

En su discurso ante la junta de accionistas, Galán reconoció "el trabajo y esfuerzo" de De Irala, expresidente de Iberia y BBK, que "deja el máximo órgano de gestión del grupo tras una década de dedicación".

La energética ha nombrado como nuevo consejero a Xabier Sagredo, actual presidente de Fundación BBK, quien, en palabras de Galán, "aportará todo su conocimiento y experiencia, como ya ha venido haciendo desde 2009 como consejero en otras empresas del grupo".

Además, se procedió a la reelección de Íñigo Víctor de Oriol (consejero externo) y de los consejeros independientes Braulio Medel Cámara, Samantha Barber e Inés Macho Stadler.

AUMENTO DE UN 4% DEL DIVIDENDO.

La junta de accionistas de Iberdrola daba también hoy su visto bueno a la propuesta de aumento de un 4% de la remuneración anual a los accionistas con cargo al ejercicio 2015, hasta alcanzar los, al menos, 0,28 euros brutos por acción.

En concreto, la retribución se compondrá de los 0,127 euros brutos por acción ya abonados el pasado mes de enero con motivo del segundo aumento de capital liberado implementado en el marco del sistema de 'dividendo flexible', más un pago en efectivo de 0,03 brutos por acción, que será satisfecho el próximo mes de julio, y de una retribución de, al menos, 0,123 euros brutos por título en el marco del primer aumento de capital liberado que se aprobará por los accionistas.

También se propuso a los accionistas llevar a cabo una reducción de un máximo del 2,46% del capital social, con el objetivo de evitar el efecto dilutivo derivado del dividendo flexible, un programa que permite a los accionistas elegir entre recibir su retribución en efectivo o en acciones de la compañía de forma gratuita, y contribuir de este modo a mantener el beneficio por acción.

Este será el primer paso de una tendencia al alza prevista para los próximos años, en los que Iberdrola prevé incrementar la remuneración a sus accionistas en línea con el crecimiento de los resultados.

En concreto, el 'pay-out' se situará dentro del rango comprendido entre el 65% y el 75% y se mantendrá el programa de dividendo flexible'.

Al mismo tiempo, Iberdrola llevará a cabo programas de recompra de acciones propias, con lo que mantendrá el número de títulos de su capital social en 6.240 millones.

Para leer más