17 de septiembre de 2019
29 de junio de 2008

Zapatero afirma que no aplicará las "recetas" de la derecha, como "decretazos", para superar las dificultades económicas

BURLADA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó hoy que el Ejecutivo no aplicará las "recetas" de la derecha, como "decretazos o recortes de derechos", para superar las dificultades económicas, porque las suyas son el diálogo social y la ayuda a los trabajadores.

"Nuestras recetas no son las recetas de la derecha", subrayó el presidente del Gobierno durante el acto de clausura del IX Congreso Regional del Partido Socialista de Navarra (PSN), donde añadió que el Gobierno defenderá a aquellos que atraviesan dificultades mediante políticas sociales, "venga mejor o peor la economía".

"Defendemos el diálogo social, subida de pensiones mínimas, políticas sociales y destinar el ahorro a los trabajadores, pensionistas y rentas más bajas", añadió el presidente, mientras que otros, "cifran sus esperanzas en cuánto sube el petróleo", apostilló.

Durante su intervención, Zapatero también resaltó que España "va a salir fortalecida" del actual contexto de desaceleración económica y que va a recuperar el ritmo de crecimiento, manteniendo las políticas sociales.

Asimismo, señaló que en los últimos cuatro años el Ejecutivo ha hecho crecer la economía "como ningún otro país de los grandes" y ha aumentado las políticas sociales "como ningún Gobierno", y avanzó que ahora "va a saber recuperar la economía, mantener las políticas sociales y, si es necesario, incrementarlas para ayudar a las familias".

Asimismo, resaltó que el Gobierno no va a reducir el gasto público, como indica el PP, porque va a mantener el compromiso de incrementar la ayuda al desarrollo en la lucha contra la pobreza y la miseria, y de que España sea el país que más recursos aporte ante la crisis alimentaria.

NO NECESITA "DISFRAZARSE"

Durante su intervención, Zapatero también resaltó que el PSOE no necesita "disfrazarse" ni tienen problemas de identidad, y defendió que el partido "jamás" ha antepuesto sus intereses a los de España.

"Somos lo que hemos sido, un partido de izquierdas al servicio de España. No tenemos problemas de identidad, ni jamás hemos puesto por encima de los intereses generales de España los intereses de partido", subrayó Zapatero.

Asimismo, recalcó que la "responsabilidad" del Partido Socialista es "hoy más grande que nunca", no sólo porque gobierna España, sino porque, además, es el Partido Socialista "más importante" de la Unión Europea para marcar un rumbo progresista en el mundo.

En este sentido, Zapatero subrayó que el PSOE es "la alternativa y la única salida al fracaso de las políticas neoconservadoras de derechas", que han originado, según indicó, la crisis financiera, el desastre de la guerra de Irak o la dificultad para luchar contra el cambio climático.

Asimismo, subrayó que ésa es "la responsabilidad del partido" ante el Congreso Federal que se celebra la próxima semana, y del que espera "salir con más fuerza". El presidente reconoció que le produce un "gran interés" el próximo Congreso, porque el PSOE acude a él como un partido "fuerte, unido y seguro de sí mismo", y resaltó que en él se podrán "las grandes metas del futuro de España como tarea principal".

Por otra parte, Zapatero anunció que "dentro de muy poco" volverá a Navarra en visita institucional para hablar de "la tarea, los proyectos, compromisos y el desarrollo de las iniciativas que el Gobierno de España tiene con esta comunidad" incluido el Tren de Alta Velocidad, "que lo vamos a hacer y rápido". "Navarra va a estar en la alta velocidad, solo faltaría", sentenció.

RECUERDO A CHIVITE

En el acto de clausura del IX Congreso Regional del PSN, el presidente del Gobierno mostró su "cariño y admiración" hacia Carlos Chivite, anterior secretario general del PSN fallecido en marzo, a quien definió como un "socialista entregado a sus ideas, trabajador, compañero y leal".

Dio la enhorabuena al recién elegido secretario general del partido en Navarra, Roberto Jiménez, y resaltó la nueva Ejecutiva elegida y añadió que "será difícil que volváis a tener una Ejecutiva con tan buena pinta como esta". Dio también las gracias a los navarros por el apoyo "tan amplio" otorgado en las pasadas elecciones generales.

Según destacó, gracias a la "actitud responsable de pensar más en todos", se están impulsando en Navarra políticas progresistas. "Esa política es la que representa nuestra seña de identidad y si eso es bueno para la mayoría de los navarros es lo que representa la utilidad de la opción del Partido Socialista", señaló, y agregó que la "mejor manera de tener la confianza mayoritaria de los ciudadanos navarros es tener coherencia y servir útilmente los intereses de la ciudadanía".

Para el dirigente socialista, "con el trabajo de coherencia, de seriedad, de progreso y de responsabilidad que el PSN está llevando a cabo en las próximas elecciones en la Comunidad foral ganará el Partido Socialista de Navarra".

Agradeció a los socialistas navarros la "actitud" que tuvieron cuando hubo que tomar decisiones, en referencia a las negociaciones para intentar conformar un Gobierno alternativo el pasado verano. "Demostrasteis como debe ser un partido, con debate vivo, intenso y con coherencia, sentido de la responsabilidad y de la lealtad", dijo, y señaló que ello les ha hecho "grandes como partido" y "ejemplares como compañeros".