23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 30 de enero de 2010

    Zapatero ve "razonable" retrasar la jubilación para subir las pensiones mínimas

    MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió este sábado ante el Comité Federal del PSOE su propuesta de "prolongación de modo paulatino" de la edad de jubilación hasta los 67 años con el objetivo de garantizar el sistema público de pensiones y de "seguir incrementando las pensiones mínimas". Zapatero aseguró que se dialogará y se buscará el consenso sobre la iniciativa pero, en todo caso, la calificó de "razonable".

    "Tenemos que afrontar ese debate", dijo el también secretario general del PSOE que consideró "necesario" y "positivo" que la idea haya generado "debate" en la sociedad. Además, incidió en que el Gobierno ha emprendido este camino por "responsabilidad" con el futuro, cuando podía haberse desentendido y haber dejado la tarea a quien gobierne en 2020, 2025 o 2030, y porque es el PSOE "quien tiene más aprecio al sistema público de pensiones".

    Además, Zapatero aprovechó para adelantar que el próximo viernes el Consejo de Ministros adoptará medidas para "afrontar la dualidad" del entre los contratos fijos y los temporales y el "exceso de precariedad que forma parte casi estructural del mercado laboral". En concreto, avanzó que las propuestas de reforma laboral se concentrarán en estimular el empleo para los jóvenes y los trabajadores con menos formación y que, en todo caso, no habrá "merma de los derechos de los trabajadores".

    En un discurso que duró cerca de una hora, el presidente sólo se refirió al PP para reclamarle altura de miras con el pacto educativo y para afearle sus "tentaciones populistas", en especial sobre la inmigración.

    Zapatero opinó que esas tentaciones "suelen emerger de los líderes y los proyectos políticos que no tienen consistencia, ni idea clara de un país" y, además, advirtió de que se mantendrá "muy firme en contra de cualquier populismo inaceptable" contra los inmigrantes. De hecho, pidió a sus compañeros del PSOE "máxima firmeza" para defender los "derechos humanos y cívicos", especialmente la sanidad y la educación, de todos los inmigrantes, aunque "desgraciadamente tengan una situación irregular que, por supuesto, hay que controlar".