2 de abril de 2020
16 de diciembre de 2008

Zoido insta a simplificar los instrumentos financieros para aumentar la confianza y transparencia

Zoido insta a simplificar los instrumentos financieros para aumentar la confianza y transparencia
EP

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Bolsa de Madrid, Antonio Zoido, instó hoy a simplificar "muchos" instrumentos financieros y a lograr una mayor tendencia a que sean tratados en mecanismos organizados de contratación y postcontratación para dotar de mayor transparencia, confianza y fiabilidad a los mercados y al sistema financiero.

Durante su tradicional discurso navideño, Zoido destacó la necesidad de obtener conclusiones de la crisis que azota los mercados, la peor desde el 'crash' de 1929, según indicó, y a mejorar el sistema actual. En este sentido aseguró que las autoridades competentes en todo el mundo, y muy especialmente en España, deberían aprovechar la enorme movilización de instrumentos monetarios y fiscales y el estado general de opinión "para acomenter cambios estructurales que promuevan economías más flexibles, robustas y competitivas".

Zoido también subrayó que los modelos de mercado organizado han gestionado "correctamente" la gran volatilidad, pero alertó de que la ausencia de un modelo de mercado adecuado para sustentar una formación de precios "creíble" para muchos instrumentos tratados fuera de la Bolsa es un vacío "tan manifiesto" que las autoridades reguladoras y supervisoras "no pueden pasar de largo" sobre ello.

Zoido resaltó que la ausencia de estos mecanismos de fijación de precios a los que se intercambian muchos instrumentos han creado tal grado de desconfianza que prácticamente no se realizan operaciones o carecen de significación, con los consiguientes efectos sobre todas las piezas relacionadas del sistema crediticio.

Asimismo, recordó que determinadas estructuras financieras han estado lejos de evidenciar las implicaciones que incorporaban en términos de riesgo, por lo que difícilmente determinadas instituciones van a confiar en los balances de sus competidores si no pueden valorar los propios.

El presidente de BME también recordó que la actual crisis está modificando los patrones y atributos de la actividad financiera obligando a buscar nuevos criterios de "seguridad, estabilidad, responsabilidad y mayor control de los riesgos".

A su juicio, este cambio supondrá una vuelta a la "racionalidad" y a los fundamentos del sistema financiero como canalizador del ahorro y financiador del desarrollo de las empresas a largo plazo.

"Todo cambio genera riesgos, pero también oportunidades, y la crisis financiera internacional nos ofrece claramente la de mejorar el sistema actual", subrayó Zoido, quien añadió que las Bolsas deben ser valoradas porque han demostrado su capacidad, eficiencia y responsabilidad para cumplir su misión.

"ASIDERO DE LIQUIDEZ"

En este sentido, el presidente de BME resaltó el papel de los mercados en la generación de liquidez en los actuales momentos de crisis. Zoido recalcó que la Bolsa y los mercados organizados han sido el único "asidero" de liquidez continuada en cualquier circunstancia, reforzando su papel "ejemplar en la economía y en el sistema financiero".

"Frente a la falta de liquidez generalizada, las Bolsas se han eregido como única referencia de liquidez y modelo de fiabilidad y transparencia", subrayó Zoido.

El presidente de BME también recordó que 2008 pasará a la historia en las Bolsas de todo el mundo como el año más difícil desde el 'crash' del 29 y por una pérdida de riqueza financiera "enorme". Asimismo, recordó que la pérdida de valor de las empresas españolas cotizadas hasta noviembre ha sido superior a los 338.000 millones de euros, equivalente a un 32% del PIB.

"2008 ha puesto a prueba los fundamentos y valores de la economía de mercado, la confianza, credibilidad y solvencia del sistema financiero y ha llevado al límite a grandes instituciones financieras internacionales", subrayó.

El presidente de BME también señaló que 2008 va a significar un "punto de inflexión" en el comportamiento de las familias en relación con su ahorro, y señaló que los datos provisionales apuntan a que, por primera vez desde la década de los 90, el patrimonio total de las familias sufrirá en 2008 un descenso significativo.

Zoido señaló el deterioro de las expectativas del mercado inmobiliario y el endurecimiento de las condiciones del crédito van a suponer un cambio de tendencia y que probablemente las familias españolas vuelvan a utilizar sus ahorros como proveedores de financiación para el conjunto del sistema.