30 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2018

CEAT Huesca insiste en la necesidad de apoyar a los autónomos como motor de crecimiento

HUESCA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva de la Asociación Intersectorial de Autónomos de Huesca, CEAT Huesca, ha analizado en su reunión este lunes los temas que en este momento preocupan al colectivo de esta provincia, reclamando que se apoye a los autónomos como motor del crecimiento.

Por un lado, y conociendo la evolución de los datos estadísticos de la provincia, CEAT ha advertido de que, a pesar de los "evidentes y continuados" signos de recuperación económica, el número de autónomos sigue descendiendo, ya que cerró los primeros nueve meses de 2018 con 22.348 autónomos, 186 menos que hace un año.

Asimismo, ha destacado que del total de esos 22.348 autónomos, 3.657 cotizan por el Sistema Especial para Autónomos Agrarios. El resto, en su distribución por rama de actividad, 3.493 pertenecen al sector del comercio, 2.648 al de construcción, 2.325 son de hostelería y 1.924 de industria. En valores interanuales, el mayor descenso se ha producido en industria con un -2,73 por ciento, seguido de comercio con -2,7 por ciento, construcción con -1,93, habiendo aumentado en hostelería con 0,13 por ciento.

Otro dato reseñable de las cifras es que del total de autónomos en la provincia, 21.259 son españoles y 1.089 extranjeros, habiéndose producido un descenso interanual del -1,08 por ciento en la cifra de autónomos españoles y un aumento del 4,41 por ciento interanual de autónomos extranjeros. En los últimos diez años el número de autónomos españoles ha descendido en 2.575 mientras que el de extranjeros ha aumentado en 217.

Según los datos aportados en la última reunión de la Comisión Ejecutiva del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Huesca, en la que la asociación empresarial tiene varios representantes, de los 22.348 autónomos con que cuenta la provincia de Huesca 7.471 son mujeres y 14.877 son hombres. El mayor número de autónomos, en ambos sexos, se da en la franja de edad de los 50-54 años, con 3.470 autónomos seguida de los que tienen una edad comprendida entre 45 y 49, con 3.400 personas.

La evolución de los últimos diez años en el número de autónomos en esta provincia se sitúa en cifras negativas, con un saldo de 2.358 autónomos menos que en diciembre de 2008, ha precisado la asociación.

Desde CEAT HUESCA, que preside Avelina Bellostas, se insiste en la "urgente necesidad" de abordar las reformas pendientes e impulsar políticas que reactiven la actividad económica. Asimismo, "hay que evitar generar mayores incertidumbres que afecten las decisiones de consumo e inversión como incrementos de fiscalidad o nuevas figuras tributarias".

ESTABILIDAD

CEAT HUESCA pone el acento en la necesidad de fomentar la estabilidad desde los poderes públicos, así como impulsar acciones de apoyo a los autónomos y avanzar para conseguir un marco que permita a los empresarios autónomos ser más competitivos.

En opinión de este colectivo, hay que abordar aspectos como los ajustes fiscales o las legislaciones en las diferentes Comunidades autónomas y así avanzar en la unidad de mercado. CEAT Huesca ha recordado que el mercado en el que los autónomos operan es el mismo en el que están empresas de mayor tamaño; un microespacio en el que los autónomos tienen las mismas inquietudes y los mismos problemas, en algunos casos incluso superiores a los que pueda tener una empresa de mayor tamaño.

Por otra parte, y a pesar del compromiso rectificativo adquirido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que los autónomos no tengan que pagar más a la Seguridad Social como consecuencia del incremento del SMI, CEAT HUESCA pone de manifiesto que la realidad es que, de producirse este aumento, "todos aquellos autónomos que tienen a sus asalariados en las bases mínimas tendrán una repercusión gravosa al dispararse un 22 por ciento el coste laboral de sus empleados, 3.000 euros por año y trabajador", ha alertado.

"Una nueva carga para los empresarios autónomos que coincide con el incremento de los costes energéticos y caída del consumo y que conllevara una contracción del empleo", ha aseverado CEAT, para recalcar que, de aprobarse los Presupuestos Generales del Estado en los términos pactados entre el Gobierno y Podemos, "la situación económica, laboral y social de España empeorará notablemente".

Si bien desde la Confederación Española de Autónomos, y desde su filial CEAT Huesca, se entiende que efectivamente el Salario Mínimo Interprofesional debe de subir, "lo tiene que hacer en los términos acordados en el marco del diálogo social, donde se han alcanzado acuerdos de gran calado en materia laboral o en la lucha contra la economía sumergida".

CEAT Huesca ha remarcado que los esfuerzos que ya están haciendo los empresarios autónomos "son muy importantes" y ha estimado que "dónde hay que poner el acento no es en incrementar la carga impositiva de los autónomos, sino en reducir el peso de la economía sumergida. De reducirse en seis puntos el actual peso de este tipo de economía cifrada en el entorno del 20 por ciento, aumentarían los ingresos impositivos en dos o tres puntos".

Para leer más