7 de junio de 2020
28 de noviembre de 2018

Cellnex quiere aumentar su presencia en Reino Unido y Holanda

Cellnex quiere aumentar su presencia en Reino Unido y Holanda
EUROPA PRESS

BARCELONA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cellnex quiere aumentar su presencia en Reino Unido y Países Bajos, dos de los seis países en los que opera la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas, además de España, Italia, Francia, Suiza y Reino Unido.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha defendido este miércoles, en una conferencia PwC Talks La Vanguardia, que la estrategia de la compañía pasa por consolidarse y "ganar tamaño" en estos países, para después estudiar si salta a otros como Alemania.

Ha subrayado, a su vez, que Cellnex tiene un foco "exclusivamente europeo", sobre todo su parte occidental, por factores como la seguridad que la región da a las inversiones a largo plazo que la empresa tiene que realizar.

Martínez ha señalado que en Europa hay un total de 400.000 torres de telecomunicaciones y que la empresa gestiona alrededor de 28.000: "Aún queda mucho camino por recorrer", ha manifestado en una atención a los medios después del acto.

Tampoco ha rechazado que Cellnex pueda llegar a operar en Estados de Europa del Este, aunque ha resaltado que "dependerá" del país. Asimismo, el consejero delegado ha asegurado que 2019 será "de actividad" al esperar que los operadores se plantean cada vez más externalizar sus infraestructuras.

"Nos quedan muchos años de trabajo y crecimiento", ha asegurado el directivo.

CONNECT

Sobre ConnecT, el primer accionista de Cellnex, Martínez ha indicado que podría aportar alrededor de 1.500 millones de euros para "reforzar" los proyectos de la empresa a través de ampliaciones de capital, además de lo que podrían aportar el resto de accionistas.

ConnecT es propiedad de Edizione, el holding industrial de la familia Benetton Edizione, y cuenta con el 29,9% del capital de la compañía desde julio.

Cellnex cerró los nueve primeros meses de 2018 con unas pérdidas de 26 millones de euros frente a las ganancias de 29 millones registradas en el mismo periodo del año pasado, debido a los costes del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en sus filiales españolas Tradia y Retevisión.

Martínez ha remarcado que el ERE tiene su impacto en el ejercicio presente pero que se trata de un "hecho puntual y coyuntural" en los resultados de la empresa.