23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 30 de diciembre de 2016

    Empresarios de Huesca creen que 2017 será un año "frágil" para la economía

    HUESCA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Confederación de Empresarios Ceos-Cepyme Huesca ha considerado que en el 2016 se ha cumplido la anunciada inercia económica y prevé que el 2017 será un año "especialmente frágil".

    Ceos-Cepyme ha señalado que en 2016 se ha demostrado "la anunciada inercia económica" hasta a vuelta del verano, y la desaceleración prevista para la última parte del año ha sido "menor a la esperada".

    El presidente de Ceos-Cepyme Huesca, Carlos Bistuer, ha expuesto que, en la provincia oscense, todos los sectores se han comportado. Así, la campaña agroganadera, aunque con algunos problemas de costes y precios, ha obtenido saldo positivo; la hostelería, el comercio y los servicios han mostrado buenos niveles de actividad; el transporte ha incrementado su tasa de actividad y los sectores industriales han acompañado este entorno de recuperación, sin embargo, la construcción ha crecido menos de lo esperado.

    En definitiva, ha opinado que en Huesca se ha seguido en el año 2016 en la buena dirección y a buen ritmo, aunque todavía mucho camino por recorrer hasta recuperar el empleo y la actividad empresarial perdidos en esta última gran crisis.

    CEOS prevé que el año 2017 sea "especialmente frágil", ya que el gobierno carga "sobre las empresas" el coste de su "incapacidad" para frenar "el déficit público".

    En opinión de Bistuer, habrá un repunte inflacionista "debido fundamentalmente a los precios de la energía. Los tipos de interés van a retomar la senda alcista, y el crecimiento vía exportaciones va a presentar mayores dificultades. El consumo interno se va a tensionar por el ajuste de rentas reales y no colaborará al crecimiento con la intensidad de ejercicios anteriores".