23 de septiembre de 2019
30 de octubre de 2018

Lufthansa Group gana 1.742 millones hasta septiembre, un 6% menos, por los costes de integración de Eurowings

Confirma previsiones pese al alza de combustible, con 8% más de oferta este año y un 3,8% más en verano de 2019

Lufthansa Group gana 1.742 millones hasta septiembre, un 6% menos, por los costes de integración de Eurowings
LUFTHANSA GROUP - ARCHIVO

BERLÍN, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Lufthansa ha logrado un beneficio neto de 1.742 millones de euros de enero a septiembre, lo que supone un descenso del 6% con respecto al mismo periodo de 2017, resultados marcados por los costes de la integración de Eurowings, que impactaron en su resultado neto de explotación ajustado (Ebit) de 2.362 millones de euros, con un descenso del 7,7%. Pese a ello, fueron su segundos mejores resultados operativos en el periodo.

El gigante aéreo alemán --que incluye a Lufthansa, SWISS (con Edelweiss), Austrian Airlines, Eurowings y Brussels Airlines-- registró un descenso del 9,8% en sus ganancias en el último trimestre, hasta 1.065 millones de euros, periodo en el que su volumen de negocio creció un 1,5%, hasta los 9.959 millones de euros.

De enero a septiembre, obtuvo unos ingresos de 26.897 millones en los primeros nueve meses del año, un 0,5% más, con una caída del 1% del negocio derivado del tráfico de pasaje hasta los 21.145 millones de euros (excluyendo los efectos de la reformulación de cuentas por la nueva contabilidad IFRS (NIFF) 15 crecieron un 7%).

Lufthansa redujo su beneficio bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitda) un 4%, hasta los 3.737 millones. El resultado neto de explotación (Ebit) fue de 2.361 millones de euros, un 3% menos.

Las líneas aéreas de la red (Lufthansa, SWISS y Austrian Airlines) mejoraron sus ganancias récord para 2017, elevando su Ebit ajustado hasta casi 2.000 millones de euros.

POR COMPAÑÍAS.

Por aerolíneas, el grupo Eurowings registró un resultado neto Ebit negativo con pérdidas de 65 millones de euros hasta septiembre, frente a ganancias 144 millones de euros, y unos ingresos de 3.240 millones de euros, un aumento del 7% con respecto a los nueve primeros meses de 2017. El resultado Ebitda ajustado fue de 144 millones de euros, un descenso del 49%, mientras que los costes se incrementaron un 14% (3.522 millones de euros).

Los costes adicionales incurridos por los retrasos de vuelos y cancelaciones y la quiebra de Air Berlin contribuyeron a este resultado de la filial de bajo coste de la compañía, con un gasto no recurrente de 170 millones de euros atribuible a la integración de la compañía en el grupo aéreo.

Lufthansa German Airlines redujo sus ingresos un 4%, hasta los 11.951 millones de euros, mientras que el Ebit aumentó 6% hasta los 1.350 millones de euros. El resultado Ebitda ajustado cayó un 3% hasta los 1.956 millones de euros en los nueve primeros meses.

Swiss aumentó su volumen de negocio un 3% más, hasta los 3.679 millones de euros y su resultado Ebit ascendió a 525 millones de euros, un 18% más, mientras que el Ebitda ajustado fue de 739 millones de euros, un 14% más. De su lado, Austrian Airlines vio caer un 8% su facturación y su Ebit fue de 86 millones de euros, un 14% menos.

LA CAPACIDAD SERÁ MENOR EN 2019.

De enero a septiembre, el número de viajeros del grupo superó los 108,5 millones, batiendo un nuevo récord, con un factor de ocupación del 82%. Los ingresos unitarios, excluyendo los efectos cambiarios, aumentaron un 0,3%. El crecimiento de la capacidad del grupo aéreo alemán fue "excepcionalmente fuerte" para el periodo impulsado por la quiebra de Air Berlin, por lo que será "sustancialmente menor" en 2019.

De acuerdo con las expectativas actuales del mercado, es probable que las aerolíneas en Alemania amplíen sus capacidades para el final del período de calendario de invierno 2018/19, que aún está siendo impulsado por la desaparición de Air Berlin. La previsión es aumentar un 8% su capacidad este año y un 3,8% para verano de 2019.

Por el lado de los costes, se mantuvieron prácticamente estables en 25.914 millones de euros en los nueve primeros meses del año (-0,2%), costes en los que destacan especialmente las partidas de mantenimiento (+14%) y de combustible (+14%), con un gasto de 4.475 millones de euros derivado del fuel para aviones.

A 30 de septiembre, la deuda neta del grupo asciende a 2.500 millones de euros, lo que supone un descenso del 14% con respecto al cierre del ejercicio 2017, con un ratio deuda/Ebitda de 0,2 veces (vs 1,5 veces 2017). El flujo de caja suma 1.200 millones de euros, un 59% menos debido al incremento de las inversiones.

CONFIRMA PREVISIONES PESE AL ALZA DEL PETRÓLEO.

"Esperamos ver que nuestros costes anuales aumentarán en casi 1.000 millones de euros en 2018 debido a los gastos de combustible --unos 850 millones de euros más según sus cálculos-- y costes extra incurridos por cancelaciones de vuelos", ha afirmado el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr.

El directivo ha señalado que el año 2017 fue una "nueva oportunidad" para la consolidación del sector de la aviación en Europa. En esta línea, ha señalado que la compra de activos de Air Berlin a finales del pasado año fue "la decisión correcta en términos estratégicos, incluso si ha resultado muy difícil en 2018". "Esperamos que los costos de la integración permitan fortalecer de forma sostenible nuestra posición en el mercado", ha añadido.

Pese a ello, el grupo aéreo alemán ha confirmado su proyección de ganancias para todo el año en el que espera incrementar ligeramente sus ingresos y reducir en un 1% sus costes unitarios, pese al impacto negativo de los costes de la integración de Eurowings. Asimismo, espera que sus costes por combustible alcancen los 900 millones de euros para 2019.

"Hemos logrado ganancias sólidas para los primeros nueve meses de este año. Por lo tanto nuestras proyecciones de ganancias para 2018 en su conjunto permanecen sin cambios, ligeramente por debajo del año anterior", ha dicho el director financiero del grupo, Ulrik Svensson.

Para leer más