27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • 3 de junio de 2016

    Volkswagen inicia la reparación de los modelos Passat, CC y Eos con el motor de 2.0 litros

    La compañía retrasa la campaña de revisión del motor TDI de 1.2 litros.

    WOLFSBURG (ALEMANIA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El consorcio automovilístico alemán Volkswagen ha iniciado la reparación de los modelos Passat, CC y Eos que incorporan el motor diésel de 2.0 litros TDI EA 189, afectados por el caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (CO2).

    Volkswagen ha iniciado este proceso, que engloba a 800.000 vehículos, después de recibir la aprobación de la solución técnica prestada por parte de la Autoridad Federal del Transporte a Motor de Alemania (KBA, por sus siglas en alemán).

    La compañía explicó que estos 800.000 vehículos serán revisados "lo antes posible" y afirmó que los propietarios de los modelos recibirán una carta en la que se les indicará que acudan a su centro de mantenimiento para llevar a cabo las operaciones oportunas.

    La empresa apuntó que esta operación continúa con las revisiones que está llevando a cabo con otros modelos afectados con el motor de 2.0 litros. Así, el responsable de Ventas, Marketing y Posventa de Volkswagen Turismos, Jürgen Stackmann, se mostró satisfecho de que se haya iniciado la actualización del software de estos modelos.

    Volkswagen apuntó que una vez que los vehículos sean objeto de los trabajos de actualización cumplirán con todas las exigencias legales y resaltó que la KBA ha confirmado que dichas operaciones no producen cambios en el consumo de combustible, en las prestaciones o en el sonido.

    "Volkswagen está trabajando a toda velocidad para implementar las soluciones técnicas y rectificará todos los vehículos afectados por el caso del óxido de nitrógeno. Esto será llevado a cabo en coordinación con las autoridades correspondientes", añadió.

    Asimismo, la firma destacó que sus clientes no tendrán que asumir ningún coste por estas operaciones y, en caso de que lo necesiten, se les ofrecerá una solución de movilidad también gratuita para cuando el vehículo se encuentre en el taller.

    RETRASO CON EL 1.2.

    Por otra parte, la multinacional que preside Matthias Müller ha anunciado que la campaña de revisión del motor diésel TDI de 1.2 litros, que estaba previsto que se iniciara en el segundo trimestre de 2016, se retrasará.

    La firma apuntó que tiene previsto recibir la aprobación de las soluciones técnicas por parte de las autoridades correspondientes para otros vehículos de gran volumen con los motores de 2.0 litros TDI "en un futuro cercano".

    Finalmente, la multinacional alemana destacó que los vehículos afectados por el problema del software son técnicamente seguros y válidos para la circulación y resaltó que éstos pueden ser conducidos sin limitaciones.