19 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

Economía/AVE.- Adif achaca a la casualidad los dos fallos consecutivos en las catenarias de Cercanías de Barcelona

BARCELONA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona, Antonio Fernández Gil, aseguró que la coincidencia de los dos fallos que sufrieron entre ayer y hoy las catenarias de la red de Cercanías de Renfe de Barcelona son fruto "de la casualidad" y descartó el sabotaje y la "manipulación malintencionada" como causas.

En rueda de prensa celebrada hoy para esclarecer las causas de los incidentes entre las estaciones de Sant Andreu Comtal y Montcada i Reixac ayer; y en el Gornal, en Bellvitge hoy, Fernández Gil insistió en que "a pesar de conocer el porqué se han producido los cortes y los retrasos", desconocen las causas últimas de los fallos.

La incidencia de ayer, producida sobre las 6.00 horas, se debió a la rotura de una de las piezas de contrapeso que deben mantener la tensión mecánica en la catenaria a pesar de los cambios de temperatura. Esta pieza (RT-107) fue colocada en el año 2001 y tiene una vida útil de 30 años.

Para determinar las causas de la rotura, Adif la ha enviado al Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, para determinar si es un fallo ocasional, o puede deberse a un defecto de fabricación, hecho que obligaría "a analizar todas las piezas instaladas que pertenecen a la misma partida que la afectada".

Por lo que se refiere a la avería de esta mañana, Adif aseguró que se ha producido como consecuencia del desprendimiento de los anclajes que deben mantener fija la catenaria a la altura del Gornal en Bellvitge, en el mismo punto en que confluyen de momento y hasta la llegada del AVE, la línea de Cercanías y la de mercancías.

EL GORNAL, UN PUNTO MUY COMPLEJO.

La complejidad de este punto de interconexión, así como el hecho que esta instalación este ubicada entre la vía 1 de la línea C-2 sur y el viaducto de L'Hospitalet, supone "una dificultad añadida" para la recuperación de la catenaria en caso de incidencia, lo que alargó el tiempo de reparación de los desperfectos causados a primera hora de hoy.

La instalación, que fue colocada hace dos meses --durante el tiempo en que la línea C-2 sur de Cercanías estuvo cerrada como consecuencia de un socavón en las obras del AVE--, será reforzada durante esta noche para evitar que vuelva a fallar.

Esta mañana cedieron los cuatro anclajes químicos que soportaban la infraestructura eléctrica, por causas que se desconocen. En este sentido, por primera vez desde que se iniciaron la incidencias en la red de Cercanías de Barcelona como consecuencia de las obras de la alta velocidad, el director de la empresa de instalaciones eléctricas Cobra --encargada de la obra afectada--, Juan Pastor, aseveró que "es poco probable que el fallo se deba a un problema en la instalación".

Según Pastor, la compañía trabaja de forma que los fallos humanos "queden muy limitados", mediante sistemas constructivos químicos "que aseguren las instalaciones más allá de su construcción". Con todo, la empresa también está estudiando las causas del fallo que provocó retrasos desde las 6.45 horas hasta esta tarde.

Ante esta situación, los técnicos de Adif insistieron en que coincidencia de estos fallos, cuatro días después del inicio de 2008, son mera "casualidad".