2 de octubre de 2020
14 de enero de 2009

Economía/Transporte.- Transportistas lusos denuncian en Bruselas la diferencia entre precio del combustible y del crudo

LISBOA, 14 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La Asociación Nacional de Transportistas Públicos Rodoviarios de Mercancías (ANTRAM) denunció ante la Comisión Europea al Estado portugués debido a la "fortísima discrepancia" entre el coste del petróleo y el precio de venta al público de los combustibles, anunció hoy el presidente de la organización Antonio Mousinho.

La queja presentada a la Comisaria Europea de la Competencia, Neelie Kroes, surge después de haber dado "varias alertas" a las autoridades portuguesas, sobre una supuesta concertación de los precios por parte de las principales petroleras que operan en el país, y no haber obtenido respuesta.

"Desde septiembre hemos venido alertando a las autoridades nacionales sobre la discrepancia entre el coste de la materia prima y el precio de venta al público por ello, decidimos presentar una queja ante la Comisaria europea de la competencia, para aclarar aquello que las autoridades portuguesas no hicieron", explicó el responsable.

Esta entidad ya había denunciado ante Bruselas en 2004, año en el que se liberalizó el mercado de los precios de los productos petrolíferos en Portugal, que había "varios indicios" de que las petroleras "han actuado de forma concertada".

Entonces les dijeron que deberían seguir observando el mercado y desde esa fecha "los precios fijados por las tres principales petroleras que operan en el país, en productos como la gasolina sin plomo y el gasoil, han sido siempre iguales y han ido variando en sintonía", denuncia la asociación de transportistas.

Sin embargo, ANTRAM indica que en 2008 esta concertación de los precios "se ha hecho todavía más visible" y argumenta que la política de precios de mercado entre las principales petroleras del país "fue totalmente coincidente".

Como ejemplo ponen que "cuando el precio del crudo subió se reflejó rápida y directamente en el precio del mercado de los combustibles, y, cuando bajó, el comportamiento de las petrolíferas también fue homogéneo y no acompañaron el descenso en la misma proporción" ya que "el patrón de comportamiento es diferente por parte de las petroleras en función de si el precio del crudo sube o baja", denuncia ANTRAM.

En los últimos dos días, las petroleras GALP, BP y Cepsa han aumentado el precio de los combustibles entre 2 y 5,5 céntimos de euro, alegando la tensión en el Oriente Próximo, la guerra del gas entre Rusia y Ucrania y la desvalorización del Euro, aunque el precio del petróleo está bajando de nuevo.

ANTRAM consideró "inexplicable" este nuevo aumento de precio y sustenta que "la tendencia debería ser exactamente la contraria", indica el presidente de la organización, que considera "inadmisible" que el precio del gasóleo siga cercano a un euro, cuando el barril de crudo están siendo negociado a cerca de 40 dólares.

ANTRAM tiene unos 4.000 asociados, el 95% de los cuales son pequeñas y medianas empresas.