20 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • 9 de junio de 2008

    Economía/Transportes.- Fenadismer dice que se ha alarmado en exceso sobre el desabastecimiento que provocará la huelga

    MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios del Transporte de Mercancías (Fenadismer), Julio Villaescusa, criticó hoy que el Gobierno "haya alarmado en exceso" sobre el desabastecimiento que puede provocar el paro convocado por su organización ante el elevado coste de los combustibles.

    Villaescusa, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, reconoció que, lógicamente, al no prestar servicios, la huelga de los transportistas puede conducir "más tarde o más temprano" a una situación de desabastecimiento, pero reprochó que este asunto se haya tratado con tanta alarma desde el Ejecutivo.

    "Se está alarmando en exceso, precisamente por quien tendría que tener la responsabilidad de que eso no ocurriera. Parece que con eso se quiere echar una carga de responsabilidad encima de quien no la tiene. La (responsabilidad) la tiene quien no pone las medidas para que eso no ocurra", declaró.

    Preguntado por la posibilidad de que la huelga se vea empañada con acciones de sabotaje por parte de algunos transportistas, Villaescusa manifestó que las empresas asociadas a su organización son "libres y autónomas" para defender sus intereses, "dentro de la legalidad más absoluta". "Pero nosotros no podemos prever que se cumplan todas las normas, incluido el Código Penal", añadió.

    En cuanto al paquete de medidas "potentes" anunciado ayer por el Ministerio de Fomento para aliviar la situación del sector, Villaescusa señaló que a su organización no le ha comunicado nada al respecto, pero precisó que, de lo que le ha llegado a través de los medios de comunicación, son medidas "paliativas" que no abordan lo fundamental, aunque necesarias para aligerar "la enorme carga" que tiene el colectivo.

    CUBRIR LOS MÍNIMOS.

    Una de estas medidas es reformar algunas normas mercantiles para que, en determinadas circunstancias, los transportistas puedan repercutir el incremento del precio del combustible en la factura del cliente. Para el presidente de Fenadismer, esto es una "obviedad", pues las normas ya recogen esta posibilidad para quien pueda ejercerla, "cosa que no ocurre" a los transportistas de mercancías.

    Tampoco una rebaja en la fiscalidad de los carburantes sería la solución, puesto que rápidamente sería absorbida por los intermediarios y cargadores. Para Fenadismer, la desconvocatoria del paro, al que se han sumado otras organizaciones, pasa por que el Gobierno garantice una articulación mínima para los servicios de transporte que asegure a las empresas del sector que ganan lo mínimo para cubrir sus costes.

    "Para que el libre mercado se pueda dar con todos sus reglas es imprescindible que nosotros, que somos un servicio público, lo podamos prestar cuando esté protegido el mínimo y ese mínimo son los gastos fijos, incluido el coste del combustible, tenga el que tenga en cada momento", explicó.

    Villaescusa precisó que el colectivo no está pidiendo subvenciones, sino cubrir los gastos mínimos del transporte, que correrían a cargo del usuario. "Lo que no parece correcto es que sean los transportistas los que tengan que soportar la carga de esta crisis", advirtió.

    El presidente de Fenadismer denunció que "ya hay muchísimas empresas" que no tienen quien les conceda créditos para seguir endeudándose y poder comprar el combustible que necesitan a fin de seguir prestando el servicio. "Es tremendo lo que está ocurriendo", puntualizó.