20 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Economía/Transportes.- FEVE emplea 1,7 millones para dotar de rampas de accesibilidad a 24 trenes

OVIEDO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La compañía ferroviaria FEVE ha decidido dotar a las nuevas unidades de las máximas condiciones de accesibilidad. Así los nuevos modelos UTDH 2700 que se están adquiriendo y que comenzarán a funcionar en 2010. La decisión, según informó FEVE fue aprobada en el último Consejo de Administración, que acordó adjudicar la construcción de rampas de accesibilidad para 24 trenes de las series UTE 3600 serie y UTE 3300, por valor de 1.677.547,92 euros (IVA incluido).

Las nuevas rampas consisten en planchas de dimensiones normalizadas montadas en el piso del tren que se despliegan de forma semiautomática. Están dotadas con dispositivos de seguridad que impiden su funcionamiento sin autorización del maquinista. En caso de fallo del mecanismo de apertura y cierre, existe la posibilidad de manejarlas manualmente por el personal de conducción.

Su uso se adapta a las diferentes alturas del tren con respecto del andén, y cuenta con un borde sensible que la inmoviliza en caso de encontrar cualquier obstáculo durante la maniobra de apertura. La velocidad de desplazamiento de la rampa (4 metros por minuto) es lo suficientemente lenta para permitir su funcionamiento y utilización sin necesidad de advertencias acústicas y luminosas especiales durante el movimiento de despliegue y cierre. El tiempo aproximado empleado en la apertura y cierre de estas nuevas rampas es de 15 segundos en cada una de las maniobras.

Las unidades actualmente en servicio serán acondicionadas de tal modo que a lo largo de 2010 el 72% de los trenes serán totalmente accesibles para personas de movilidad reducida.

De esta forma, la compañía quiere ponerse a la cabeza de la accesibilidad en los medios de transporte por ferrocarril en consonancia con el compromiso del Ministro de Fomento de garantizar la plena accesibilidad de los servicios ferroviarios a las Personas de Movilidad Reducida en 2014. El objetivo es que tres años antes de este horizonte los trenes serán completamente accesibles.**

Las nuevas unidades de las series 2700 y 2900 (29 se incorporarán a las líneas de FEVE en 2010) disponen todas ellas de zonas reservadas dentro de cada tren para personas con movilidad reducida, y cuentan así mismo con rampas automáticas para facilitar el acceso al interior del tren.

En cuanto a las unidades en servicio, todas serán acondicionadas, y, de acuerdo con las características de cada serie, a todas se les dotará de rampas desarrolladas para ser integradas en el piso sin necesidad de modificaciones en el bastidor del tren.