22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 11 de junio de 2008

    Paro transporte.- Plantas europeas de VW podrían verse afectadas por la falta de suministro desde hoy

    La línea de montaje de Seat en Martorell permanece inactiva y el paro puede ampliarse al turno de noche

    BARCELONA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La huelga de los transportistas españoles podría afectar también a partir de hoy a las plantas alemanas de Audi y Volkswagen, según confirmó el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero.

    Desde España, se suministran piezas a algunas fábricas alemanas, por lo que el paro, de prolongarse por la falta de acuerdo entre transportistas y Gobierno, afectará a la habitual actividad de producción de fábricas europeas.

    En declaraciones a Europa Press, Carnero aseguró que la planta de Audi en Bruselas "ya experimenta hoy los primeros paros", y añadió que la factoría de Ingolstadt, en Alemania, empezará a tener problemas para producir a partir de mañana si continúa la huelga. La planta de Neckarsulm, también en Alemania, podría verse obligada a parar la producción el viernes si persisten los problemas de suministro, según añadió el responsable del comité en Barcelona.

    Por el momento, la factoría de Seat en Martorell (Barcelona) también permanece casi parada ante la falta de algunos componentes, una situación que "casi seguro" se extenderá al turno de noche de hoy, según Carnero. El lunes se suprimió el turno de noche y ayer ya nadie trabaja en la línea de montaje, mientras que en chapistería, pintura y revisión final hay pequeños grupos.

    Seat produce a diario unos 2.000 coches, por lo que el paro tendrá importantes repercusiones. En estos momentos, la dirección de Seat se encuentra reunida para determinar qué medidas tomar ante la situación.

    CONFLICTO POR LAS HORAS PERDIDAS.

    La huelga podría suponer un conflicto entre empresa y trabajadores porque, según los sindicatos, Seat quiere compensar las horas ahora no trabajadas por el paro del transporte con la bolsa de horas, mientras que los representantes sindicales defienden que se trata de "un paro técnico" y pide a la dirección que reclame las pérdidas al Gobierno y no repercuta el efecto de la huelga en la plantilla.

    "No queremos que los trabajadores paguen los platos rotos de algo que no está a su alcance controlar", señaló Carnero que, no obstante, consideró que éste será un aspecto a plantear a la dirección una vez finalice el paro del transporte.