22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 14 de abril de 2016

    Podemos pide matrículas azules para taxis y coches con conductor para combatir intrusos

    Podemos pide matrículas azules para taxis y coches con conductor para combatir intrusos
    RADIO TAXI

    MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Podemos ha registrado este jueves en el Congreso una proposición no de ley para pedir que las matrículas de los taxis y de los vehículos de alquiler con conductor sean azules, de modo de sea más fácil controlar el intrusismo y la competencia desleal de los taxis pirata y sin licencia, un fenómeno en "absoluto descontrol por parte de las administraciones".

    El portavoz adjunto de Podemos en la Comisión de

    Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Juan Antonio Delgado, ha explicado a los medios que esta medida ya se aplica en algunos países europeos como Holanda, y que ha resultado beneficiosa para mejorar el control sobre el transporte de pasajeros en vehículos de hasta nueve plazas.

    Además, ha recordado que tendría "coste cero" porque serían los propios taxistas los que asumirían el gasto de cambiar la matrícula. La iniciativa, que pasa por modificar el Reglamento General de Vehículos, se debatirá en la Comisión parlamentaria de Seguridad Vial.

    LUCHAR CONTRA LA PRECARIEDAD

    Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi y de la Sociedad Gremial de Autotaxi de Madrid, ha agradecido a la formación morada este "paso en beneficio del sector" y ha recordado que no sólo los taxistas reclaman medidas de este tipo, sino que también asociaciones de la Guardia Civil la respaldan porque "les facilitaría mucho" su labor inspectora.

    "Además, así los clientes sabrán perfectamente cuándo se están montando en un vehículo que es legal o no", ha añadido, agradeciendo a Podemos que haya hecho suya esta propuesta que el sector del taxi ha trasladado a todos los grupos parlamentarios.

    En este sentido, el portavoz de Empleo de Podemos en el Congreso, Alberto Rodríguez, ha manifestado el compromiso de su formación con un sector que "da de comer a muchas familias" y que se ve amenazado por la llegada de multinacionales que promueven una "desregulación total" bajo la "etiqueta de modernidad y economía colaborativa", abusando de las condiciones laborales de los trabajadores y perjudicando a la recaudación tributaria.