26 de febrero de 2021
20 de enero de 2021

Amigos de la Tierra confía en que la vuelta de EEUU al Acuerdo de París compense años de obstáculos e inacción

Amigos de la Tierra confía en que la vuelta de EEUU al Acuerdo de París compense años de obstáculos e inacción
Joe Biden con una mascarilla - 2020 GETTY IMAGES / ALEX WONG - ARCHIVO

   MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

   Amigos de la Tierra confía en que la vuelta de Estados Unidos al Acuerdo de París, uno de los compromisos de Joe Biden, que asumirá la presidencia del país norteamericano a partir de las 18.00 horas en España, debe compensar años de inacción y obstáculos a la acción contra el cambio climático.

   Ahora, según la ONG Estados Unidos debe "demostrar su compromiso con un plan ambicioso de reducción de emisiones". Por ello, pide a quienes ahora formen parte del equipo negociador climática del país una postura "renovada".

   Tras la investidura de Biden, se espera que Estados Unidos vuelva a ratificar el Acuerdo de París. Según el mecanismo interno del Acuerdo, un mes después de tomar la decisión, el país norteamericano volverá a estar oficialmente dentro del marco climático.

   Sin embargo, para la ONG necesitará "mucho más" que unirse al Acuerdo de París para que Estados Unidos demuestre su compromiso. Para ello, la responsable de Justicia Climática de Amigos de la Tierra, Cristina Alonso, Estados Unidos debe elaborar un plan de reducción de emisiones de carbono con la premisa de cumplir su parte justa para mantener el límite del aumento de la temperatura global en 1,5ºC.

   Además, subraya que el equipo anunciado por Biden para encabezar la lucha contra el cambio climático repite con muchas de las personas miembros durante el mandato de Obama lo que, según Amigos de la Tierra, puede significar una "peligrosa política de continuista inacción".

   "Biden ha reciclado a gran parte del equipo, pero la anterior postura de inacción y obstaculización climática debe terminar" ha dicho Alonso que añade que Biden debe demostrar que las actitudes de "intimidación en las negociaciones para bloquear y socavar a los países en desarrollo en temas de equidad son cosas del pasado".

   "Necesitamos mucho más compromiso por su parte para los objetivos de transferencias de financiación y tecnología, así como de compensación por daños y pérdidas", insiste.

   "Esta década es decisiva para no superar el aumento de 1,5º C de la temperatura global y evitar así los peores impactos del cambio climático. Fenómenos como el de Filomena nos avisan de la gravedad climática a la que nos enfrentamos. La comunidad internacional no puede seguir haciendo oídos sordos con el beneplácito de la industria de combustibles fósiles en detrimento de las condiciones de vida de la ciudadanía y del planeta entero", ha concluido.