27 de enero de 2021
25 de noviembre de 2020

Un estudio destaca que el sector agroalimentario se ha visto "reforzado" en la crisis del Covid-19

Un estudio destaca que el sector agroalimentario se ha visto "reforzado" en la crisis del Covid-19
Campos de cultivo en el Pla de Mallorca. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

El CNTA apunta que para que el sector "siga siendo estratégico" tiene que crecer "por la vía de mercados exteriores"

PAMPLONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por CaixaBank Research concluye que el sector agroalimentario "ha capeado la crisis del Covid-19 muy bien y ha salido reforzado, haciéndolo con nota, porque fue capaz de abastecer la gran necesidad de alimentos durante el confinamiento y el cambio súbito en la demanda, y supo adaptar toda la cadena alimentaria muy rápidamente para hacer frente a la situación".

El estudio, presentado en un encuentro 'on line' organizado por el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), refleja que mientras la economía española caía un 6,3% en el segundo trimestre del año, el sector primario crecía un 21%, lo que le permitió ganar peso sobre el conjunto de la economía, llegando a aportar un 3,8% del PIB, frente al 2,7% que representaba el año anterior. "Este buen desempeño continúa también en el tercer trimestre del año", ha explicado Judit Montoriol, representante de CaixaBank Research.

Montoriol ha afirmado que, aunque el sector en su conjunto "ha salido muy reforzado de la crisis, los subsectores que destinan su producción a la restauración, lo que es el Canal Horeca, de hoteles, restaurantes y cafeterías, se han visto muy afectados". En concreto, ha citado entre los afectados los ámbitos de queso, carne o vino.

Al margen de este aspecto negativo, Judit Montoriol ha afirmado que "el buen comportamiento de la actividad se refleja en los datos del mercado laboral, que también son muy positivos". "El uso de los ERTE en el sector primario y la industria agroalimentaria ha sido muy pequeño. Actualmente prácticamente todas las empresas que usaron ERTE ya están operando en condiciones de normalidad", ha asegurado.

Conocido este estudio, el director general del CNTA, Héctor Barbarin, ha afirmado que "se confirma el carácter estratégico y estructural del sector agroalimentario". "Ese carácter contracíclico que vimos en la crisis de 2008 se ha confirmado con más fuerza si cabe en la crisis actual. Si queremos que el sector siga siendo estratégico y estructural, el crecimiento va a venir por la vía de mercados exteriores, porque el mercado doméstico es plano, los 46 millones de habitantes de España se mantienen invariables", ha indicado.

Tras ello, ha señalado que "necesitamos ayudar a incrementar la competitividad de la cadena agroalimentaria en su conjunto y ayudar a incrementar esa capacidad exportadora".

En este sentido, Judit Montoriol ha destacado el papel de las exportaciones y ha afirmado que "no se puede entender el buen comportamiento del sector agroalimentario sin tomar en consideración el sector exterior". "Gran parte de la producción se destina a la venta de mercados internacionales, más de 50.000 millones en 2019. Mientras tenemos en el conjunto de España un déficit en la balanza comercial, el sector agroalimentario es de los sectores que más contribuyen", ha indicado.

En el caso de Navarra, entre enero y julio de 2020 las exportaciones han crecido un 60,7% en bebidas, un 41% en semillas oleaginosas y un 2,3% en legumbres y hortalizas.

El estudio elaborado por CaixaBank Research también ha analizado el cambio del patrón de consumo en la ciudadanía a raíz del confinamiento y la crisis del Covid-19. Para ello, ha estudiado los datos de pago en los terminales de punto de venta en supermercados, grandes superficies de alimentación y restaurantes

A lo largo del año, se aprecia un incremento del gasto del 30% en supermercados en comparación con el año anterior, en paralelo a la caída del consumo en restaurantes.

También ha intervenido en el encuentro la directora territorial Ebro de CaixaBank, Isabel Moreno, que ha destacado que "en un momento de extrema incertidumbre, el sector agroalimentario ha demostrado su fortaleza, su gran capacidad de adaptación y un elevado nivel de compromiso, asegurando en todo momento el suministro necesario para todos los ciudadanos y garantizando la seguridad de los trabajadores". "Ha sido un sector fundamental para toda la sociedad", ha dicho.

Además, ha afirmado que "estamos ante un momento de inflexión que necesita la revisión de nuestro modelo económico y la adaptación del tejido productivo a los nuevos hábitos de la sociedad provocados por las medidas de distanciamiento social necesarias para preservar la salud de las personas". "El gran reto que tenemos por delante es estar preparados para asumir los desafíos disruptivos que conlleva la denominada cuarta revolución industrial. Es prioritario incorporar las nuevas tecnologías a la cadena de valor y ampliar la digitalización y la automatización del sector agroalimentario, mejorando en eficiencia y en competitividad, y en este camino será fundamental el papel de los bancos para financiar las inversiones necesarias que garanticen la sostenibilidad de las empresas. CaixaBank apoyará financieramente al tejido empresarial", ha asegurado.

Para leer más


Lo más leído