19 de enero de 2021
30 de noviembre de 2020

García Carrión cuestiona el nombramiento de "la mano derecha" de Félix Solís como vicepresidente de la DO Valdepeñas

CIUDAD REAL, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

García Carrión ha cuestionado el nombramiento del que define como "la mano derecha" de Félix Solís, Carlos Nieto, como vicepresidente de la DO Valdepeñas, una cuestión que califica de "grave y sorprendente", ya que --añade-- durante su anterior mandato como presidente de este organismo se dio de baja a todos los "veedores, dejando la DO sin control".

En un comunicado, García Carrión lamenta también que la Junta Directiva y la Asamblea General de la Do Valdepeñas del pasado viernes, sin contar con su opinión ni haberle comunicado nada antes nombrase como presidente a Antonio Torres.

Según señala, Torres es gerente de APAG Guadalajara y que vive a más de 250 kilómetros de Valdepeñas, y aunque no duda de su profesionalidad, apunta que "es de prever" que quién verdaderamente ejercerá como presidente será Carlos Nieto.

Sobre el proceso electoral también critica que no se tuviese en cuenta el acta notarial de 15 de abril de 2016 en el que constaba "el verdadero resultado de las elecciones anteriores" y que, según afirma, acreditaban "la falta de representatividad" de alguna de las organizaciones existentes.

García Carrión no se opuso a los otros dos cargos designados, el secretario y tesorero, pero sí se opuso a la propuesta del consejero y del presidente saliente de votar a favor de toda la candidatura propuesta, "llegando incluso a obligar a cambiar el voto del representante de Asaja, Florencio Rodríguez, que se abstuvo en un primer momento en la votación del vicepresidente y se vio obligado a votar toda la candidatura en bloque".

Es por ello por lo que el grupo quiere dejar claro que lo único que persigue es la transparencia en la DO de Valdepeñas en beneficio del consumidor y añade que llevará a cabo todas las acciones necesarias para que se identifique con carácter inmediato en las etiquetas los vinos "cosecha", "crianza", "reserva" y "gran reserva", con su correspondiente añada.

También pide a los agricultores de Valdepeñas que apoyen unas nuevas elecciones democráticas en las urnas, ya que lo votado el pasado 27 de noviembre de 2020 "no tiene nada que ver con el censo real de los agricultores, y con la comercialización actual de las bodegas".

GARCÍA CARRIÓN BUSCA TRANSPARENCIA

Según indica García Carrión en su comunicado, su relación en Castilla la Mancha con las instituciones ha sido "muy buena" hasta la compra de la Bodegas Vinartis en Valdepeñas, donde comenzaron los problemas al ser una empresa que siempre se ha caracterizado por la defensa del consumidor, "chocando claramente con la falta de transparencia de Félix Solís".

García Carrión nunca ha entendido que Félix Solís pueda bloquear en la DO Valdepeñas "todas las medidas de transparencia" que se han planteado, como vetar la decisión propuesta de diferenciar cada tipo de vino "cosecha", "crianza", "reserva" y "gran reserva" con su añada.

"Ésta es la gran lucha con Félix Solís, y no como algunas autoridades han querido disfrazar, diciendo que es meramente una guerra comercial entre ambas empresas", subraya, para agregar que "las irregularidades" de la DO Valdepeñas están actualmente siendo investigadas por la Audiencia Nacional.

HISTORIA DE GARCÍA CARRIÓN EN C-LM

Con todo, García Carrión señala que su decisión de instalarse en Castilla-La Mancha, invirtiendo en Daimiel 350 millones de euros, y 120 millones de euros en Valdepeñas, fue debido a la buena relación con los agricultores y cooperativas agrarias de la zona ya desde la posguerra.

"Esta buena relación entre agricultores es una de las características esenciales de García Carrión, contando en la actualidad con acuerdos a largo plazo con más de 40.000 agricultores", apunta, para agregar como otra de las razones el hecho de que la región sea el mayor viñedo del mundo, con una relación calidad precio que no existe en ningún otro país.

También apunta a la buena acogida que tuvo por parte el entonces presidente de la comunidad, José Bono, y su equipo; y del exalcalde de Daimiel, José Manuel Díaz-Salazar.

"Todo ello hizo que las inversiones en Daimiel fueran creciendo, siendo hoy esta planta el centro logístico de García Carrión, con una producción de más de 500 millones de litros, con 380 trabajadores y una facturación en Castilla-La Mancha de 400 millones de euros, contando a su vez con el centro de calidad e I+D de toda la empresa", subraya.

También destaca que en el año 2007 la familia adquirió Bodegas Vinartis en Valdepeñas, una bodega con una gran tradición fundada en 1875, con marcas tan reconocidas como 'Señorío de los Llanos' y 'Pata Negra', bajo la que se llevó a cabo uno de los movimientos "más revolucionarios" en el mundo del vino en el país al utilizar una marca única para ocho denominaciones de Origen, tras confirmarlo en 2013 el Tribunal Supremo.

Finalmente, explica que 'Pata Negra' le permite competir con las tres mayores bodegas del mundo que hoy son californianas, ocupando García Carrión la cuarta posición como bodega a nivel mundial.


Lo más leído