4 de diciembre de 2020
27 de octubre de 2020

La industria de bebidas refrescantes rechaza la subida del IVA y pide diálogo al Gobierno

La industria de bebidas refrescantes rechaza la subida del IVA y pide diálogo al Gobierno
Economía.- La industria de bebidas refrescantes rechaza la subida del IVA y pide - PIXABAY/RAWPIXEL - ARCHIVO

Reitera que se trata de un impuesto "meramente recaudatorio" que no tiene ningún rigor científico

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra) ha vuelto a rechazar la subida del IVA del 10% al 21% a las bebidas azucaradas y edulcoradas tras la aprobación este martes por parte del Consejo de Ministros del anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

En concreto, la industria de las bebidas refrescantes ha recordado que en la situación económica actual subir impuestos agravaría la crisis y dañaría la competitividad de un sector que paga más de 500 millones de euros en impuestos en España y contribuye a la activación de la economía.

Además, ha indicado que también afecta de manera especial a la subsistencia de muchos pequeños negocios, en especial a los relacionados con la hostelería, en muchos casos autónomos.

Por otro lado, el sector cree que esta subida va a perjudicar la recuperación del consumo y subraya que está demostrado que gravar alimentos y bebidas es regresivo y afecta a las clases con menos recursos.

"Un impuesto a productos universalmente consumidos afectaría a todos los consumidores y especialmente a lo que tienen rentas más bajas, los más golpeados por la crisis, lo que mermaría aún más su poder adquisitivo", señala.

El sector ha subrayado que toda la industria de alimentación y bebidas, la restauración, la distribución, los agricultores, así como organizaciones de consumidores y Administraciones como la de Castilla y León, donde la producción de azúcar tiene un importante peso en su economía, está en contra y ha mostrado su rechazo a esta subida del IVA.

La industria de bebidas refrescantes reitera que se trata de un impuesto "meramente recaudatorio", que no tiene ningún rigor científico. "Querer gravar a las bebidas refrescantes por contener azúcar o edulcorantes sin calorías es injusto y tiene un afán meramente recaudatorio", ha subrayado.

De esta forma, Anfabra pide al Gobierno "diálogo y colaboración". "Nuestra industria ha demostrado siempre su voluntad de diálogo y búsqueda de soluciones. Firmamos el 'Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas. 2017-2020' de la Aesan", ha indicado.


Lo más leído