18 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

WWF alerta al sector financiero de los riesgos del cambio climático y le exige más compromiso en finanzas verdes

WWF alerta al sector financiero de los riesgos del cambio climático y le exige más compromiso en finanzas verdes
WWF celebra la jornada Estrategias del sector financiero para acelerar la descarbonización. - WWF

El Tesoro emitirá próximamente un Fondo soberano Verde

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

WWF ha alertado este jueves al sector financiero de los riesgos que el cambio climático puede tener sobre las finanzas y aunque valora los esfuerzos que están realizando las entidades para descarbonizar sus carteras urge a que acometan esta transición de manera más rápida y más profunda, para que la economía se alinee y acople al Acuerdo del Clima de París y más aún en el contexto de la buscada recuperación económica tras el COVID-19.

Durante la celebración del acto 'Estrategias del Sector Financiero para acelerar la descarbonización', la ONG ha presentado un informe en el que analiza los riesgos para el sector y en el que plantea una serie de recomendaciones tanto para el sector financiero, como para los inversores y para los responsables de las políticas.

El secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, ha reclamado al sector financiero de España que sea "más ambicioso" porque debe jugar un papel "más activo" por responsabilidad, por rentabilidad y por seguridad para sus inversores. Aunque reconoce los pasos caminados en esta vía, insiste en que no es suficiente y debe ser "aún más proactivo".

En ese sentido, ha advertido de que las empresas que no transiten a un nuevo modelo de negocio verán "muy limitada" en el futuro su participación en los mercados.

Por ello, entre las recomendaciones del informe 'Estrategias de Engagement del sector financiero para acelerar la descarbonización', subraya que las entidades deben alinear sus carteras de préstamos con el Acuerdo de París, mediante objetivos de descarbonización claros, estrategias de desinversión y compromiso y diálogo activo, entre otras vías.

Del Olmo ha advertido de que el cambio climático se está manifestando con una intensidad y velocidad mucho mayor de la que se esperaba y, de seguir así está cerca un "escenario peligroso" ya que se estaría duplicando el "margen de seguridad" del 1,5ºC de calentamiento que los expertos advierten que no se debe superar.

Pese a que el cambio climático es uno de los principales factores de riesgos de la economía mundial, ha dicho que este es también un "momento de oportunidad y de esperanza" porque la sociedad exige ya a Gobiernos y empresas "acciones reales y sinceras para avanzar en esta descarbonización" y porque los jóvenes que se manifiestan en las calles serán los accionistas de mañana.

En este contexto, ha elogiado al Gobierno de España por haber convertido la descarbonización en "uno de los ejes" principales de su acción y porque ha comenzado a poner en marcha la arquitectura legal para este despegue. "Se ha dado un salto de gigante", opina Del Olmo que no ve excusa para no hacer ni acelerar la transición.

"El cambio de modelo nos va a llevar décadas; cuanto antes empecemos, mejor", ha concluido el secretario general de WWF que además de responsabilizar a los Gobiernos estima que las empresas y los flujos financieros tienen una "gran responsabilidad y papel".

Al respecto, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha asegurado que la futura aprobación de la ley de cambio climático impactará sobre la economía real ya que se estima que será necesaria una movilización de recursos de unos 200.000 millones de euros en la próxima década, lo que pasa por la inversión público-privada en la que "la banca va a jugar un papel clave". "Es motivo suficiente para que el sector bancario se involucre", asegura la subgobernadora que defiende que el sector "empieza a estar claramente comprometido".

En ese sentido, ha explicado los riesgos para las entidades bancarias de no participar de la descarbonización y de las ventajas de incorporar a su estrategia los riesgos y las soluciones para mejorar la "sensibilidad y robustez" del marco de gestión y por otro lado, fomentar un cambio de la economía a través de una mejor discriminación de los riesgos.

Por eso, ha dicho que las entidades, también el Banco de España debe incluir los riesgos climáticos en sus análisis porque no se puede ignorar los cambios que plantea la transición ecológica y sus leyes asociadas que tendrán "efectos sistémicos sobre determinados sectores de actividad". Así, opina que el sector debe mejorar la transparencia y la información y apela a actuar "desde el realismo" y siendo conscientes de las limitaciones, adoptar la suficiente ambición para superar las dificultades.

FONDO SOBERANO VERDE

Por su parte, el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio, coincide en que el marco de transparencia es clave para que los agentes económicos incorporen la valoración de impacto medioambiental de sus decisiones de ahorro o inversión.

Además, ha anunciado que en 2020 se ha logrado el primer acuerdo del procedimiento de la taxonomía, por la que se evalúa la actividad económica y construir así un marco de transparencia al que ligar las decisiones empresariales, y se ha aprobado el reglamento sobre gestión de riesgos.

En cuanto a España, ha valorado que la inversión medioambientalmente sostenible es uno de los factores clave en la inversión pública y ha destacado el papel relevante de las instituciones financieras internacionales de modo que España ha pasado a ser "uno de los países más beligerantes para que el banco central europeo tenga una política alineada con los Acuerdos de París".

En ese sentido ha anunciado que en el compromiso del Tesoro y su papel en la deuda pública, existe el compromiso para lanzar un fondo soberano verde que cumpla las condiciones que exija la práctica internacional, que es un "nicho de mercado pequeño" pero que cada vez es una parte más importante de la base inversora que cada año crece más.

"Para el Tesoro Español, la emisión de un bono verde cumple las funciones de señalización de la economía", ha asegurado, al tiempo que vaticina que tendrá un efecto multiplicador para reforzar el mercado de bonos verdes y llegar a una mayor base inversora. Con ello, ha añadido que España pasará de ser el sexto o séptimo país en emisión de bonos verdes a posicionarse como "uno de los mercados líderes".

En esa línea, en un mensaje grabado, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha valorado el papel de las finanzas para transformar el modelo económico en otro más "seguro" y opina que este es un momento "particularmente oportuno", porque "no vale volver a una normalidad que ya no servía".

"Debemos legar los menos problemas posibles y para ello el puente entre hoy y mañana requiere una aportación del sistema financiero", ha defendido Ribera que cree, no obstante, que es "un desafío" educar a los inversores.

Así, opina que adaptar las carteras de inversión, mejorar la transparencia de los sistemas financieros, mejorar la responsabilidad de los Gobiernos y de los sistemas de los bancos centrales es también una tarea fundamental. "Esto marca la diferencia de la deuda que dejamos a nuestros hijos y nietos", alerta la vicepresidenta, que asegura que España está "convencida de que lo más inteligente es garantizar que todas las decisiones de inversión no solo no generan daño sino que son compatibles al cien por cien con los objetivos de seguridad climática recogidos en el Acuerdo del Clima de París".


Lo más leído