7 de junio de 2020
8 de abril de 2020

Las 165 Cáritas del mundo refuerzan su ayuda a los más vulnerables ante el impacto del Covid-19

Las 165 Cáritas del mundo refuerzan su ayuda a los más vulnerables ante el impacto del Covid-19
Una fila de mujeres con el rostro tapado atendidas por Cáritas - CÁRITAS INTERNATIONALIS

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las 165 Cáritas nacionales han implementado proyectos y medidas para apoyar a las poblaciones afectadas por la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19 y para prevenir la propagación del virus en los países donde está todavía está fase incipiente, según ha informado Cáritas Internacional.

Todas las Cáritas están monitorizando el número de infectados, que, "a la vista de los datos oficiales disponibles, arrojan, por el momento y de acuerdo a la información que se está compartiendo dentro de la red internacional, tasas moderadas en muchas regiones de África, Asia y América Latina".

En Venezuela, Cáritas alerta de que la propagación del virus "está agravando una situación económica ya desastrosa". Por ello, bajo la consigna 'No debemos cerrar, debemos ser creativos', están llevando a cabo un esfuerzo adicional de acompañamiento a las familias en situación más vulnerable para distribuir ayuda a domicilio, cumpliendo todas las medidas sanitarias exigidas (guantes, mascarillas, aseo de vestimenta y calzado).

Cáritas Bangladesh, por su parte, alerta del riesgo que la extensión de la pandemia está suponiendo, especialmente, para los 4,4 millones de trabajadores de los talleres textiles, "que se ven abocados a una grave vulnerabilidad", debido a que la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Confecciones de Bangladesh (BGMEA) se enfrenta a la cancelación masiva de carga de trabajo por parte de las principales cadenas textiles internacionales.

Otro foco de preocupación de la Cáritas local está en los campos de refugiados rohingyas en Cox's Bazar, donde, debido a las instrucciones del Gobierno de Bangladesh y del Comisionado de Socorro y Repatriación de Refugiados (RRRC) para contender la expansión de la pandemia, se han suspendido todas las actividades, excepto los servicios de emergencia humanitaria, que Cáritas sigue desarrollando dentro de los campos.

ESTACIONES DE AMABILIDAD EN FILIPINAS

Dentro de Asia, Cáritas India ha suministrado más de 72.000 botellas de desinfectante, más de 4 millones de mascarillas y 64.000 kits de higiene personal. Y en Filipinas, el objetivo prioritario es continuar ayudando a las comunidades en situación más precaria. Para ello, Cáritas ha creado las "estaciones de amabilidad", donde se distribuye ayuda alimentaria a las personas más pobres.

En Ruanda, Cáritas comenzó a transmitir mensajes de sensibilización a través de las emisoras diocesanas incluso antes de que hubiera un solo caso de COVID-19. También son numerosas las Cáritas que difunden información puerta a puerta y mediante la distribución de material de información impreso. "Todos tienen derecho a recibir las orientaciones correctas para evitar infectarse", ha subrayado el secretario general de Cáritas Internationalis, Aloysius John.

En Tierra Santa, Cáritas Jerusalén ha alertado de los efectos que el coronavirus puede causan en Gaza y Cisjordania, "sometidas ya de por sí a unas condiciones de gran precariedad derivadas de las limitaciones de acceso impuestas por Israel". Cáritas Jerusalén ha hecho aprovisionamiento de ayuda humanitaria para apoyar durante la crisis a 420 familias necesitadas en Cisjordania, además de participar en las reuniones de coordinación convocadas por el Ministerio de Salud en Gaza para planificar una acción conjunta ante la eventual propagación del COVID-19 en la Franja.

QUE NO SE DETENGA LA AYUDA INTERNACIONAL

En este momento, Cáritas Internationalis insta a centrar la atención en los países más pobres y en desarrollo, donde la propagación de la pandemia podría tener "consecuencias catastróficas". Para ello, pide que la ayuda internacional no se detenga. "Esta crisis está afectando principalmente a Europa y otros países occidentales, pero no debemos perder de vista a los países pobres que podrían estar más indefensos y necesitan solidaridad global", ha alertado Aloysius John.

Como medida de prevención ante un eventual impacto masivo del coronavirus, muchas Cáritas del Sur ya están trabajando para identificar los recursos y las estructuras administradas por la Iglesia que podrían ser utilizadas ante la propagación de la pandemia en sus países.

Al mismo tiempo, Cáritas Internationalis insta a no olvidar a las personas más vulnerables que viven en todos los países, especialmente los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo "que corren un mayor riesgo de contagio debido a las condiciones en que viven". Por eso, Cáritas solicita a las autoridades locales que garanticen su acceso a los servicios básicos, independientemente de su estado legal.

Cáritas Española, además de trabajar con los más vulnerables dentro del país, ha aportado 180.000 euros para dos proyectos en África, que han sido puestos en marcha por las Caritas del Sahel (Malí, Senegal y Burkina Faso) y de la región de los Grandes Lagos (R.D. Congo); y 65.000 euros para otros dos de Cáritas Albania en su frontera oriental y Cáritas Grecia en las islas de Lesbos y Chíos.