29 de octubre de 2020
7 de marzo de 2014

Amnistía Internacional pide el despliegue "urgente" de observadores de Derechos Humanos en Ucrania

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha pedido el envío "urgente" de observadores para impedir el "acoso" y la "intimidación" contra periodistas, activistas y manifestantes pacíficos en la península de Crimea y ha reclamado un acceso "sin límites" para estos enviados.

La ONG ha dirigido su llamamiento a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que ya ha sufrido varios bloqueos en su intento por vigilar la situación en la península de Crimea.

En este sentido, un portavoz de Amnistía para la región, John Dalhuisen, ha subrayado la necesidad de establecer cuanto antes una "misión de observación fuerte que tenga acceso sin límites a todas las parres de Ucrania, incluido Crimea". "Rusia debería respaldar y no bloquear esta iniciativa", ha añadido en un comunicado.

Dalhuisen ha admitido que las presiones de los "grupos de autodefensa" hacen "casi imposible" la vigilancia de los Derechos Humanos en la región, hasta el punto de que manifestantes, periodistas y activistas sufren abusos constantes con "completa impunidad".

La Policía, entretanto, apenas tiene presencia o no interviene cuando se producen estos ataques, según Amnistía, que ha puesto como ejemplo las agresiones sufridas el 5 de marzo por 40 mujeres que se manifestaban en Simferópol para protestar contra la ocupación rusa. Fueron atacadas por "cien hombres agresivos que se identificaron como la Liga de Autodefensa crimea".

Amnistía ha denunciado que, en este caso, las fuerzas de seguridad permanecieron impasibles a unos 30 metros de donde se produjeron las agresiones.

Para leer más