22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • 5 de marzo de 2013

    La nieta de Cousteau participará en una expedición en el Parque Natural de Cabrera para apoyar su ampliación

    La nieta de Cousteau participará en una expedición en el Parque Natural de Cabrera para apoyar su ampliación
    EUROPA PRESS

    PALMA DE MALLORCA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La nieta del famoso explorador Jacques Cousteau, Alexandra Cousteau, ha apoyado este martes la ampliación del Parque Natural de Cabrera, donde participará el próximo miércoles en una expedición a cargo de miembros de Oceana en la que los submarinistas tomarán nuevas imágenes del fondo marino para promover la extensión de la protección de este ecosistema.

    "Mi abuelo me enseñó a bucear en Francia cuando tenía siete años y desde entonces he visto desaparecer muchos de los lugares del mediterráneo, uno por uno", ha lamentado Cousteau, que ha valorado la labor de Oceana, que continúa con el legado de su familia a través de la exploración y el fotografiado de zonas que merecen ser protegidas por su biodiversidad y riqueza.

    La nieta del oceanógrafo -que se ha mostrado "muy contenta" por haber vuelto a España- ha asegurado que la protección de Cabrera es "importante" para ella, ya que, por una parte siente que volverá a estar donde estuvo su abuelo hace 40 años y, por otra, podrá comprobar personalmente el fondo de Cabrera.

    Respecto a la afirmación que hizo Cousteau en 1986 acerca de que era "tarde para declarar Cabrera como parque nacional", su nieta ha señalado que lo dijo porque era "muy consciente de lo importante que es reaccionar con tiempo" dado que, por aquel entonces, ya se había perdido mucha riqueza ecológica.

    "Todos tenemos el deber de aprender del pasado y juntos lograr que los océanos recuperen su abundancia para que las generaciones futuras puedan disfrutar de su belleza y de la inmensa cantidad de recursos que extraemos de ellos", ha manifestado Cousteau, que ha añadido que su abuelo "estaría orgulloso" de que la protección de Cabrera sea una realidad.

    La nieta del explorador ha alertado de que "nadie quiere vivir cerca de un mar muerto", por lo que ha considerado que ampliar esta área es "una solución muy adecuada" y ha insistido en la labor que desempeña Oceana al respecto documentando fondos de gran profundidad a la vez que exploran especies "de incalculable valor ecológico" con el robot submarino.

    Entre las especies documentadas, ha destacado: el mero, "muy apreciado en la cocina española"; la cigarra de mar, "que ha desaparecido en otros muchos lugares del Mediterráneo occidental", así como la nacra, "que parece sentirse como en casa en Cabera".

    Por último, Cousteau ha subrayado que como submarinista profesional ha podido comprobar que en las áreas marinas protegidas las especies tienden a concentrarse para reproducirse y alimentarse, lo que provoca que "en poco tiempo" aumente el número de peces, que salen a zonas de alrededor, por lo que también se incrementan los recursos pesqueros y la salud del ecosistema.

    La nieta del explorador visitará Cabrera 36 años después de la expedición que llevó a cabo Jacques Cousteau a bordo del Calypso para apoyar la iniciativa de Oceana, que propone multiplicar por nueve la superficie protegida y, de esta forma, incluir hábitats sensibles y especies amenazadas que quedan fuera de los límites del parque.

    Por su parte, el director ejecutivo de Oceana en Europa, Xavier Pastor, ha afirmado que esta propuesta de ampliación no se ha realizado "ni con hostilidad, ni con partidismo", ya que "no es una propuesta de izquierdas, ni de derechas", sino que se trata de una medida "con la que salen todos ganando".

    En ese sentido, ha destacado que ampliar el Parque Natural representa un añadido al atractivo turístico de Baleares y ha lamentado que el recorte de presupuesto aplicado por el Govern haya supuesto "el despido de la mayor parte de los trabajadores de Cabrera", puesto que ha disminuido la vigilancia en el archipiélago y se ha detectado pesca furtiva de langostas.

    Pastor ha advertido de que la zona debería estar protegida tanto de "falsos deportes furtivos como los pescadores con escopetas submarinas", como de la pesca de arrastre y, en esa línea, ha mostrado un vídeo a los asistentes a la rueda de prensa en el que se observaba el "serio impacto" que tiene este tipo de pesca sobre el ecosistema "que ha tardado décadas en construirse".

    Según el director de Oceana en Europa, la ampliación del espacio protegido no requeriría, "en principio", un incremento de la inversión por parte del Ejecutivo autonómico, ya que ya existen los medios -las cajas azules de los barcos, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, el Seprona del mismo Instituto Armado y el radar de Cabrera- que deberían ser útiles para controlar la zona ampliada sin costes añadidos.

    En respuesta a los periodistas, Pastor ha dicho que Oceana no tiene una postura definida a favor o en contra del pago de los usuarios que accedan a los parques nacionales, pero ha señalado que "no le escandalizaría, porque es una medida que se aplica en muchos espacios protegidos del mundo."