12 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

AMP.Agua- El año hidrológico se cerrará con un 15% menos de lluvia de lo normal y el sector agrario puede verse afectado

El suministro a la población está garantizado, según el Gobierno

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El actual año hidrológico (octubre 2008-octubre 2009) se cerrará previsiblemente con un 15 por ciento menos de lluvias que la media, ya que hasta el pasado 8 de septiembre se han registrado 528 litros por metro cuadrado, mientras que los valores normales se sitúan en los 618 litros, según datos facilitados a Europa Press por el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Ángel Rivera. Esta situación podría afectar al sector agrario en el futuro, según el Gobierno.

A pesar de que oficialmente quedan todavía 19 días para que se de por clausurado el presente ejercicio, la AEMET no espera "muchas variaciones" en este balance hídrico. Asimismo, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esta cifra es "inferior" a la registrada en el anterior año hidrológico, lo que hace prever que este año no se alcanzarán los niveles normales.

"Si el régimen de precipitaciones del próximo año no supusiese un importante incremento de las reservas podría llegar a producirse un impacto en el sector agrario a partir del próximo mes de mayo", advirtió.

SUPERÁVIT EN LA MITAD ESTE

En todo caso, Rivera señaló que el reparto a lo largo del territorio español es muy desigual. "En zonas de la mitad occidental de la Península ha llovido el 75 por ciento de lo que debería haber llovido. También hay zonas del norte de Castilla-La Mancha donde ha llovido la mitad de lo que debería haber llovido. Sin embargo, hay otras zonas del tercio norte y algunas de la mitad este, ya desde Levante, donde se registra cierto superávit, un 25 más de lo que tenía que haber llovido" explicó.

Por su parte, De la Vega, tras estudiar un informe de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, sobre sequía e inundaciones, insistió en que la escasez de lluvias viene constituyendo "una preocupación para todos".

"El suministro a la población está asegurado, pero no debemos olvidar que el agua es un bien escaso. Todos podemos y debemos contribuir a su mejor utilización. Quiero aprovechar esta situación para pedir a los ciudadano que bajen la guardia, que sigan ahorrando porque cada litro de agua es muy valioso para todos", dijo al tiempo que recordó que en los últimos años, desde 2005, se ha invertido 767 millones de euros en infraestructuras de modernización de regadíos, desaladoras y aguas depuradas.

El informe del MARM, que analiza la sequía persistente en España en la última década, así como los recientes episodios de inundaciones, resalta que, a fecha 8 de agosto, tienen acumuladas unas reservas que equivalen al 44,4 por ciento de su capacidad y son "sólo" superiores a las del año hidrológico 2005-2006.

Además, precisa que durante las últimas semanas, los embalses han mantenido la tendencia descendente propia de la época del año, con las disminuciones habituales en el último tercio del año hidrológico. En la última semana los embalses de uso consuntivo (consumo humano y agrícola) han disminuido sus reservas en 423 hm3 (1,1 por ciento) y los hidroeléctricos en 165 hm3 (0,9 por ciento).

PREOCUPACIÓN POR GUADALQUIVIR Y GUADIANA

Respecto a las diferentes cuencas hidrográficas, las del Segura, Júcar, Guadalquivir y cabecera del Tajo han superado el año hidrológico, aunque la cuenca del Guadalquivir (transferida a la Comunidad Autónoma) ha vuelto a entrar en situación de alerta en las últimas semanas. Asimismo, es objeto de atención especial la cuenca del Guadiana, debido a que, próximos a finalizar el año hidrológico, se encuentra con unas reservas muy mermadas.

Por otra parte, la Agencia Estatal de Meteorología, prevé para el

trimestre septiembre-noviembre una ligera tendencia a precipitaciones superiores a las normales en las regiones de la mitad oriental peninsular y Baleares y a precipitaciones por debajo de las normales en el noroeste peninsular, no observando tendencias significativas en el resto de las regiones.

Por otro lado, entre los meses de julio y septiembre se han registrado episodios de inundaciones en distintas zonas de las demarcaciones hidrográficas del Tajo, Guadiana, Guadalquivir y Segura, relacionadas con tormentas que llegaron a provocar daños

materiales de diversa consideración.