23 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

La asociación Baleares Vida afirma que "es necesario investigar" una clínica de Morín en Palma que ya fue clausurada

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Baleares Vida, Rosalía Cortés, afirmó hoy que "es necesario investigar" la clínica abortista EMC de Palma de Mallorca, de la que es responsable el doctor Carlos Morín, arrestado como consecuencia de las investigaciones en sus clínicas de Barcelona.

El centro de Palma estuvo cerrado "del 15 de noviembre de 2005 al 2 de enero de 2006", según confirmaron fuentes de Baleares Vida, que denuncian que "no se facilitó acceso al expediente de clausura, que permaneció secreto". La razón del cierre fue que la clínica carecía de ginecólogo, pero se reabrió sin que Baleares Vida conozca "si hubo o no alguna sanción para la clínica".

Para Cortés, "existe un problema grave con el aborto en Baleares", y no se facilita "ayuda a las madres" con dificultades para continuar con su embarazo. La asociación ha pedido entrevistarse con el presidente de la Comunidad Autónoma, Francesc Antich.

Otras fuentes de Baleares Vida señalaron que la clínica EMC de Mallorca "sigue el mismo protocolo de funcionamiento" que las clínicas intervenidas en Barcelona, por lo que podría haber práctica ilegales.

Esta asociación provida señaló que "hasta el mes de junio, se han alcanzado los 1.600 abortos en Baleares, mientras que en 2006 la cifra total no superó los 2.800". "Las campañas no dan resultado, porque el aborto es un negocio", denuncian las mismas fuentes.