4 de marzo de 2021
23 de enero de 2008

Asociaciones provida afirman que las mujeres que han abortado se sienten "estafadas" por las clínicas

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones provida aseguraron hoy, en respuesta a la concentración convocada en Madrid para pedir una nueva ley del aborto, que "ni la ley actual ni una ley de plazos ofrecería a la mujer apoyo para ejercer la maternidad en condiciones adecuadas", además de que las mujeres embarazadas "se sienten estafadas por los centros que practican abortos" y "les falta información" sobre las alternativas si deciden tener un hijo. Señalaron además que las mujeres "no deben ser acusadas, porque son víctimas".

La portavoz de la Asociación de Víctimas del Aborto, Renee Martínez, indicó en declaraciones a Europa Press que "lo que hace falta es que todo el sistema apoye a la maternidad de las mujeres", ya que "las mujeres viven en una lucha constante para encontrar su sitio en el hogar, en el trabajo y no encuentran ayuda para tener al hijo".

Según señaló en referencia a la educación sexual que pidieron las organizaciones feministas en los colegios, "hace falta un tipo de educación que capacite a los jóvenes para asumir los retos, a ser fieles, que esté basada en valores". "La educación sexual tiene que ir acompañada de educación en actitudes y valores, que los capacite para enfrentarse a la vida", afirmó.

"Las chicas que pasan por la Asociación de Víctimas del Aborto están muy dolidas con las clínicas donde abortaron", afirmó Martínez, que señaló que "llegaron pidiendo ayuda y no les informaron". "No les dijeron que el dolor por la pérdida de un hijo no desaparece; se sienten manipuladas, y tienen resentimiento", aseguró.

"Las mujeres se están exponiendo al afán de lucro de las clínicas", señaló, y añadió que "ninguna está siendo acusada, y no debe serlo, porque es víctima".

Por su parte, la presidenta de la Fundación Red Madre, Carmina García-Valdés, afirmó pedir "lo mismo" que las asociaciones feministas: "que se garantice el derecho fundamental de las mujeres a recibir información veraz en torno al aborto que se van a practicar, las consecuencias y las ayudas si deciden seguir con su embarazo". "Ahora, la mujer va a abortar coaccionada", señaló.

Según señaló, a las asociaciones provida se les han "negado todas las ayudas desde hace dos años" desde el Estado. "La Comunidad de Madrid ofrece ayudas a muchos tipos de asociaciones, de todas las ideologías, entre ellas a grupos provida", afirmó.

Para García-Valdés, "en la investigación por la clínica Isadora, se dictaminó que algunos niños habían respirado fuera de la madre" tras el aborto. "La mujer tiene derecho a saber qué se ha hecho con los restos del aborto", pero "no se va a tomar ninguna medida judicial contra mujeres que han abortado".

Respecto a la educación sexual, señaló que "se está dando en todos los colegios, y se facilita el acceso al preservativo", pero criticó que "la formación no es completa, ni tampoco la información". "A los jóvenes no les falta acceso a los anticonceptivos", afirmó. "Se tiene que dar más información y mayor formación, porque la que se da no es correcta", señaló.

Por su parte, el portavoz de la asociación SOS Familia, Fernando Larrain, aseguró que "no existe el derecho a abortar" porque "no puede existir el derecho a matar la vida de un ser humano inocente".

A este respecto, añadió que para defender la vida desde su concepción "no es necesario recurrir a la moral sino a la ciencia", que "reconoce que desde la fecundación se trata genéticamente de un ser humano". "De no ser así el tema del aborto no sería tan controvertido", apuntó Larrain, quien consideró como un "grupo de presión minoritario" las organizaciones que participaron esta tarde en la concentración.