2 de junio de 2020
1 de julio de 2008

Cáritas rechaza la Directiva de la UE sobre el retorno de inmigrantes porque se centra en la "criminalización"

BILBAO, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Bizkaia rechazó hoy la Directiva de la UE sobre los procedimientos y normas comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países que se encuentran ilegalmente en su territorio, porque parece centrarse "en el control y criminalización" de las personas en "situación irregular", y se olvida de garantizar "el derecho de toda persona a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado".

En nota de prensa, Caritas indicó que esta normativa, clasificada por algunos movimientos sociales como "la directiva de la vergüenza", supone "un claro retroceso" en el respeto de los derechos humanos de las personas emigrantes.

Por ello, Cáritas Bizkaia manifestó también su preocupación por lo que va a suponer esta Directiva de la Unión Europea para la vida de miles de personas, ya que el trabajo de esta asociación parte del reconocimiento de los derechos inherentes a toda persona, ya sea autóctona o de otros países.

"Creemos en el derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar, siempre desde el respeto y la dignidad de la persona, por lo que no apoyamos una política que se basa en el internamiento ilegal y en la expulsión forzosa y casi sin retorno", señalaron.

Desde Cáritas abogaron por procesos de integración, por retornos voluntarios y apoyados, ya que en ocasiones "las personas emigrantes quieren retornar a sus países pero no tienen medios ni recursos y, sobre todo, por el respeto a la libertad y los derechos".