25 de febrero de 2020
21 de noviembre de 2018

Cruz Roja atiende al año a más de 23.000 mujeres que sufren violencia de género

Cruz Roja atiende al año a más de 23.000 mujeres que sufren violencia de género
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja atiende al año, a través de sus programas, a más de 23.000 mujeres víctimas de la violencia de género, y pide a todas las administraciones y actores sociales una "respuesta global" para erradicarla. Así lo reclama con motivo de la celebración este miércoles 21 de noviembre del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Entre los proyectos de Cruz Roja dirigidos a mujeres víctimas y supervivientes de la violencia de género, destaca el servicio telefónico de atención y protección para víctimas de la violencia de género, conocido como ATENPRO, cuya titularidad pertenece al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad y gestiona la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Mediante este servicio las mujeres víctimas de violencia de género reciben un terminal móvil conectado al centro de atención de Cruz Roja, las 24 horas del día, los 365 días del año. A través de este teléfono se les aporta apoyo psicosocial de profesionales. Actualmente, más de 13.100 mujeres son usuarias activas de este servicio.

Por otro lado, la organización gestiona en diez provincias diferentes recursos de acogida temporal a mujeres e hijos e hijas víctimas de violencia de género, principalmente en centros de emergencia, pero también en casas de acogida de media y larga estancia. En lo que va de año, Cruz Roja ha atendido a más de 680 mujeres e hijos e hijas víctimas de violencia de género.

Un ejemplo de estos recursos es la Casa Malva situada en Asturias, que lleva en funcionamiento más de diez años y se ha convertido en un espacio de apoyo para cientos de mujeres que necesitan romper con la situación de violencia que viven. Actualmente, hay 32 mujeres y 31 menores de edad conviviendo en esta casa.

Además, toda esta intervención se complementa con diferentes proyectos de empleo, que refuerzan sus competencias personales y profesionales, y empoderamiento de cara a incorporarse al mercado laboral. En lo que va de año, de las 21.500 mujeres que han sido atendidas en este sentido, cerca de 2.000 estaban en situación de violencia de género.

Otra de las labores de Cruz Roja es el trabajo con empresas para realizar alianzas que promuevan la inserción laboral, además de la sensibilización, poniendo especial atención en la necesidad de apoyar a estas mujeres.

PREVENCIÓN ENTRE LOS JÓVENES

Desde Cruz Roja Juventud se ha puesto en marcha una nueva campaña, bajo el lema 'CONmigo, CONtigo, CONSentido, con respeto y sin violencias sexuales', con la que se pretende incidir en las violencias machistas que se producen dentro del ámbito de la pareja. Según datos de la ONU, en todo el mundo, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de su pareja o expareja.

En concreto, desde la sección juvenil de la organización se realizan actividades formativas y de sensibilización con jóvenes en materia de prevención de la violencia de género, coeducación y educación no sexista. En 2017 se realizaron más de 700 actividades en las que participaron más de 63.000 jóvenes.

Además, en 2018, ha puesto en marcha un nuevo proyecto 'Espacio Propio' que consiste en ofrecer un espacio de atención y acompañamiento a mujeres que hayan sufrido cualquier tipo de violencia machista en espacios de ocio. Asimismo, la institución aprobó el año pasado en su Comité Nacional una Estrategia de Género dirigida a alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en la cultura de la organización.

Aunque Cruz Roja considera que el nivel de sensibilidad social sobre la violencia de género ha mejorado, con "importantes avances" en el ámbito de las políticas, el legislativo y el social, en el último año, también advierte de que "estos avances distan de ser suficientes".

Cruz Roja insta a todos los sectores sociales --administraciones públicas, partidos políticos, judicatura, fuerzas y cuerpos de seguridad, profesionales implicados en el apoyo a las mujeres que sufren violencia de género desde la medicina, la psicología, la asistencia social, empresas y medios de comunicación--, a garantizar que a nivel preventivo, de protección y de apoyo, "no quedan lagunas sin cubrir".