2 de junio de 2020
22 de julio de 2008

La delegada del Gobierno andaluz en Jaén ve "deleznable" el caso de la ONG acusada de vender adopciones de menores

JAÉN, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Teresa Vega, consideró hoy "deleznable" el caso de la ONG acusada de cobrar a familias a cambio de entregarles a niños en adopción y que, por el momento, se ha saldado con la detención de cuatro personas, el responsable de esa organización, un matrimonio jiennense que pagó 20.000 euros por una niña y la abuela de esta menor.

A preguntas de los periodistas, Vega destacó que "fueron los servicios de la Junta los que vieron los indicios o la sospecha de algo irregular y lo pusieron en conocimiento de la fiscalía", que, en consecuencia, abrió una investigación y comprobó que "no son solo eran indicios, sino que son supuestos delitos que ya se están estudiando".

La delegada del Gobierno andaluz afirmó lamentar toda esta situación y subrayó que hay que ser "enérgicos" para combatir todos estos delitos que, en este caso, "no es ni mínimamente considerado como justificable".

En concreto y según detalló ayer la Policía Nacional, los niños llegaban a España de forma legal con un visado de turistas y, acompañados de un familiar, iban a la casa de los padres de acogida. Al expirar el plazo del visado, ese familiar desaparecía y entonces la familia informaba a la Junta de Andalucía de este hecho para que se declarara al menor en desamparo y poder así después adoptarle. Esta operación, que permanece en fase de investigación, ha permitido descubrir la existencia de cinco casos en la provincia de Jaén y también en Granada.

Por su parte, la abogada del matrimonio jiennense detenido ha explicado que sus clientes "lógicamente son víctimas de un engaño" y remarcó que ellos nunca supieron que estaban implicándose en una operación ilegal.

La letrada explicó a Europa Press que sus clientes siguieron todo el proceso que les marcaban desde la organización no gubernamental. "Esto no fue una cosa de la noche a la mañana, les pidieron mucha documentación y ellos acreditaron muchas cosas con certificados, declaraciones de renta o relación de bienes", especificó, a lo que agregó que fueron dando el dinero que les iban reclamando porque entendían que era para sufragar las gestiones burocráticas. "Son víctimas de un engaño", reiteró.

Además, la abogada señaló que en el proceso penal que se abre ahora se va a centrar en acreditar este engaño y, "por supuesto", en conseguir que la niña --declarada en situación de desamparo y que ahora está en un centro de la Junta de Andalucía-- regrese con sus padres adoptivos.