2 de marzo de 2021
27 de mayo de 2014

Demuestran que el fármaco veterinario diclofenaco, que casi extermina a los buitres en Asia, también mata águilas

MADRID, 27 8EUROPA PRESS)

Un nuevo estudio, publicado en la revista 'Bird Conservation International', ha determinado que el fármaco veterinario conocido como diclofenaco, que está aprobado en España y casi extermina al buitre en Asia, es también letal con las águilas.

Un equipo de científicos ha presentado los resultados de las pruebas efectuadas en dos águilas esteparias encontradas muertas en un vertedero de Rajastán (India). Ambas aves tenían residuos de diclofenaco en sus tejidos y exhibieron los mismos signos clínicos de insuficiencia renal observados en buitres del género Gyps intoxicados por diclofenaco.

En este sentido, los expertos apuntan a que el águila esteparia está estrechamente emparentada con varias especies ibéricas, muy especialmente con el águila imperial ibérica y otras especies euroasiáticas globalmente vulnerables o en declive. Los científicos temen que ahora todas las especies del género Aquila sean susceptibles al diclofenaco.

Con 14 especies de este ave distribuidas por Asia, África, Australia, Europa y América del Norte, esto significa que el envenenamiento por diclofenaco debe ser considerado hoy, en gran parte, un problema global.

El doctor Toby Galligan, científico de RSPB (BirdLife en el Reino Unido) y uno de los autores del artículo, afirma que este descubrimiento realizado sobre las consecuencias en águilas "sugiere que un mayor número de aves rapaces en Asia, Europa y en todo el mundo pueden sufrir los efectos fatales del medicamento". "Habíamos sospechado de las caídas observadas en los buitres no Gyps en Asia, pero este estudio confirma nuestros peores temores", ha añadio.

En otro artículo, publicado el 1 de abril en Bird Conservation International el doctor Galligan analizó las tendencias recientes de población en los alimoches (Neophron percnopterus) y los buitres cabecirrojos (Sarcogyps calvus) en la India. Este estudio muestra una disminución de la población en la misma escala temporal y demográfica que en los descensos observados en los buitres Gyps, proporcionando evidencia indirecta de que estas especies se han visto afectadas por el diclofenaco también.

El diclofenaco de uso veterinario causó una disminución sin precedentes de las poblaciones de buitres Gyps en el subcontinente Indio, con tres especies, que redujeron sus poblaciones en más de un 97 por ciento entre 1992 y 2007, lo que equivale a la pérdida de decenas de millones de individuos.

Después de años de campaña por los conservacionistas, los gobiernos de Bangladesh, India, Nepal y Pakistán prohibieron las formulaciones veterinarias de diclofenaco entre 2006 y 2010. Recientemente, los expertos han registrado una desaceleración de la disminución de buitres Gyps como resultado de las prohibiciones.

Sin embargo, las formulaciones de diclofenaco para uso en seres humanos todavía están disponibles y utilizadas ilegalmente para tratar animales de granja, los cadáveres de los cuales son la principal fuente de alimento para los buitres en Asia del sur.

AUTORIZADO EN ESPAÑA

La autorización, en marzo de 2013, del diclofenaco para su uso con ganado bovino y porcino en España es preocupante. Desde entonces, un grupo de organizaciones, liderado en España por SEO/BirdLife, han estado haciendo campaña para que esta decisión se revierta.

"A la luz de los últimos acontecimientos en Europa, nuestros resultados adquieren un significado aún más preocupante. Todas las carismáticas especies de Aquila de Europa, como el águila imperial ibérica y el águila real, son carroñeros oportunistas y, por tanto, podría estar en riesgo de envenenamiento por diclofenaco", ha afirmado el doctor Galligan.

La organización ha indicado que España cuenta con más del 90 por ciento de la población del águila imperial ibérica del mundo y, pese a su recuperación en los últimos años, ahora puede verse afectada por una nueva amenaza con la autorización del diclofenaco.

"Tenemos una responsabilidad internacional en la conservación de los buitres y del águila imperial. No podemos consentir ni permitirnos el lujo de poner en riesgo estas especies tan carismáticas", ha afirmado Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

Para leer más