29 de enero de 2020
14 de abril de 2010

La dueña de una residencia de ancianos en Barcelona acepta un año de cárcel por alterar las medicaciones

BARCELONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La propietaria de la residencia Santa Agnès de Malanyanes, en la Roca del Vallès (Barcelona), aceptó hoy un año de cárcel por medicar a ancianos sin tener la licenciatura en medicina ni el diplomado en enfermería, después de que las partes llegaran a un acuerdo antes del juicio.

Según la Fiscalía, que solicitaba 3 años de cárcel por un delito contra la salud pública y otro de intrusismo, la acusada mezclaba con el zumo, la leche o el yogur cantidades aleatorias de un antipsicótico, que se utiliza para relajar a los ancianos seniles y que puede llegar a ser altamente perjudicial.

En concreto, según el escrito del fiscal, la acusada, en fecha indeterminada entre los días 8 y 19 de mayo de 2000, administró a dos ancianos Sinogán disuelto en agua y azúcar, sin atender a las dosis prescritas.

Además, entre agosto de 1999 y junio de 2000, la acusada realizaba otras actividades, como desbridar úlceras, poner sondas, poner inyecciones y alterar la medicación prescrita. Según una de las médicos, la acusada daba a los ancianos cantidades de medicamentos "a chorro", cuando ella solo había prescrito "pequeñas dosis".

El juez también obligó hoy a la clausura del centro que, según los antiguos trabajadores, ya está cerrado después de que cambiara de propietario en varias ocasiones.


Lo más leído
  • La Fundación Microfinanzas BBVA, líder internacional en financiación al desarrollo tras la Fundación Bill&Melinda Gates
  • Aumentan a 7 las asesinadas por violencia de género en lo que va de 2020 y ninguna había denunciado a su agresor
  • El Defensor del Pueblo documenta otro vuelo de repatriación, el segundo en enero, de personas subsaharianas a Mauritaria
  • El Gobierno nombra a Victoria Rosell delegada contra la Violencia de Género y otros cargos en materia social
  • La vida de los actores de 'Campeones' un año después del éxito en los Premios Goya
  • Edith Roth, superviviente de Auschwitz: "Fue el último día que vi a mis padres, habían muerto en las cámaras de gas"