4 de agosto de 2020
6 de agosto de 2009

HRW denuncia que los lanzamientos de cohetes de Hamás contra centros civiles violan las leyes de la guerra

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización defensora de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) afirmó hoy, en un nuevo informe, que el movimiento islámico Hamás ha violado la obligación, según las leyes de la guerra, de tomar todas las precauciones posibles para evitar poner en peligro a civiles, por lo que pidió al grupo que repudie estos ataques contra los centros de población israelíes y que lleve a los responsables ante la justicia.

Hamás y otros grupos armados palestinos han lanzado desde hace varios años miles de cohetes contra las ciudades israelíes, cientos de ellos durante la última ofensiva israelí sobre Gaza a finales del pasado diciembre y principios de enero. La investigación de la ONU sobre las graves violaciones de las leyes de la guerra por ambas partes durante la ofensiva en Gaza, misión liderada por el juez Richard Goldstone, informará el próximo septiembre al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La organización documenta en su informe los ataques realizados por Hamás y otros grupos armados desde noviembre de 2008 y que han terminado con la vida de tres civiles israelíes y han herido de gravedad a decenas, además de destruir propiedades y obligar a los residentes a abandonar sus hogares.

Los cohetes ilegales alcanzaron zonas pobladas a más de 40 kilómetros dentro de Israel, lo que pone a casi 800.000 civiles israelíes en riesgo. Los grupos palestinos armados que dispararon cohetes desde las zonas densamente pobladas también pusieron a los civiles de Gaza en riesgo de contraataques israelíes.

"Los ataques con cohetes de Hamás que tienen por objetivo a los civiles israelíes son ilegales e injustificables, y constituyen crímenes de guerra", afirmó el director de programas de HRW, Iain Levine. "Hamás debería renunciar públicamente a los ataques con cohetes contra los centros civiles y castigar a los responsables, incluidos los miembros de su propio brazo armado", añadió.

El informe se centra en los sucesos después del 4 de noviembre de 2008, cuando los grupos palestinos armados reanudaron estos lanzamientos después de una incursión militar israelí en Gaza. De acuerdo con las entrevistas a los testigos, las investigaciones sobre el terreno en los lugares donde impactaron los cohetes en Israel y Gaza y con las informaciones de medios de comunicación, el informe detalla los casos de los civiles israelíes y palestinos muertos o heridos por ataques de cohetes en diciembre de 2008 y enero de 2009.

NO EVITARON EL RIESGO A LOS CIVILES

Mientras que HRW no encontró que los grupos armados palestinos utilizaran deliberadamente a los civiles como escudos humanos de un posible contraataque, sí halló que suelen violar la obligación, según las leyes de la guerra, de tomar todas las precauciones posibles para evitar poner en peligro a los civiles cuando lanzaron cohetes desde las zonas densamente pobladas.

"Las fuerzas de Hamás violaron las leyes de la guerra, tanto por disparar cohetes de manera deliberada o indiscriminada contra ciudades israelíes como por lanzarlos desde zonas pobladas y poner en peligro a los civiles de Gaza", añadió Levine.

La ausencia de fuerzas militares israelíes en las zonas en las que impactaron los cohetes, así como los comunicados de los líderes de los grupos armados palestinos, indican que éstos pretendían, de forma deliberada, impactar contra estructuras y civiles israelíes, afirma HRW.

REPRESALIAS ADECUADAS

Estos grupos arguyen que los ataques con cohetes son represalias apropiadas por las operaciones militares israelíes y el actual bloqueo económico sobre Gaza, y que son una respuesta legal al control israelí sobre la misma. HRW también ha documentado numerosas violaciones de las leyes de la guerra por las fuerzas israelíes en Gaza, pero las violaciones por una parte en un conflicto nunca justifican las violaciones por la otra parte, indica la organización.

De forma similar, aunque las operaciones militares israelíes provocaron un daño mucho mayor a los civiles --terminando con la vida de varios cientos de ellos con los ataques aéreos y la artillería, entre otros-- y a la propiedad que los ataques de los grupos palestinos, las violaciones de las leyes de la guerra no están determinadas por el número de bajas civiles, pero sí por la contención que cada parte lleva a cabo en lo que respecta a los ataques deliberados o indiscriminados contra los civiles, indica HRW.

"Human Rights Watch está comprometida a documentar las peores violaciones de las leyes de la guerra que cometen todas las partes que participan en los conflictos armados en todo el mundo", aseveró Levine. "Hemos publicado este informe porque los civiles no deben ser nunca objeto de un ataque", concluyó.