15 de enero de 2021
7 de abril de 2008

HRW denuncia las violaciones y agresiones a mujeres en Darfur por parte de soldados, paramilitares y rebeldes

NUEVA YORK, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que las mujeres y las niñas de Darfur (oeste de Sudán) siguen siendo víctimas de violaciones y "brutales" agresiones por parte de las fuerzas del Gobierno, de las milicias paramilitares, de los grupos armados rebeldes y de los antiguos rebeldes desmovilizados.

En un informe titulado 'Cinco años sin justicia por la violencia sexual en Darfur', la organización asegura que ni las fuerzas de seguridad de Jartum ni las tropas internacionales de paz están aportando suficiente protección a las mujeres y las niñas, "que siguen siendo extremadamente vulnerables a las violaciones y a otros abusos" tanto durante las operaciones armadas como incluso en los periodos de calma.

Aparte, "las supervivientes de la violencia sexual se enfrentan a numerosos obstáculos para obtener justicia, lo que las deja sin una reparación adecuada", prosiguió. "Cuando los perpetradores son soldados o milicianos, las oportunidades de que se les persiga son aún más remotas", añadió.

El informe, de 44 páginas, documenta numerosos casos de violencia sexual en Darfur desde principios de 2007 perpetrados por soldados del Gobierno, sus aliados paramilitares 'janjawid', rebeldes y antiguos rebeldes desde principios de 2007. También detalla ejemplos de violaciones en las que las víctimas son incluso niñas de once años de edad. Estos casos son "una pequeña parte" de los que se producen en el país, dado que "la gran mayoría no están documentados", aseguró la organización.

Muchas de estas agresiones, según el informe, han sido perpetradas por los soldados y por los 'janjawid'. A pesar de la presencia internacional en Darfur, la falta de recursos ha impedido a estas fuerzas de paz proteger a las mujeres y niñas frente a estas agresiones sexuales.

"Las mujeres y las niñas en Darfur siguen viviendo bajo la constante amenaza de la violación", declaró la directora para África de Human Rights Watch, Georgette Gagnon. "El Gobierno sudanés ha declarado que no tolerará la violencia sexual, pero no ha hecho nada para proteger a las víctimas", añadió.