5 de diciembre de 2020
4 de abril de 2012

Intermón Oxfam afirma que el recorte mundial en la ayuda al desarrollo "costará vidas y debe revertirse"

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Intermón Oxfam ha afirmado que cientos de miles de personas viviendo en la pobreza "se quedarán sin las medicinas necesarias para vivir y muchos más niños dejarán de ir a la escuela" debido al descenso de la ayuda al desarrollo de los países de la OCDE, que se sitúa en niveles de 1997 con una reducción de casi el 3 por ciento respecto al año anterior (2,7%).

Según cálculos de la ONG, los 3.400 millones de dólares "perdidos" el año pasado podrían haber pagado el tratamiento durante un año a la mitad de los niños infectados por sida que hay en el mundo.

España fue, en porcentaje, el segundo país que más recortó la ayuda al desarrollo en 2011 (0,29 por ciento) pero en términos absolutos fue el que más la recortó, con una bajada que supone casi el 50 por ciento, según explica Intermón Oxfam. En este sentido, la responsable de relaciones con las Cortes, Emilia Sánchez-Pantoja, ha señalado en un comunicado que "la ayuda al desarrollo en España no sólo se recortó en 2011, sino parece haber entrado en una debacle".

"El reciente anuncio del Gobierno de un recorte adicional del 47 por ciento en cooperación para los presupuestos de 2012 pueden hacer descender nuestra solidaridad hasta niveles no vistos en los últimos 10 o 12 años y situarla en el entorno del 0,20 por ciento de la Renta Nacional Bruta", ha señalado Sánchez Pantoja que también ha afirmado que "resulta escandaloso comparar el calado de recortes sociales con el recorte en defensa, que ha sido sólo de un 8 por ciento o con el incremento el Consejo de deportes del 13%".

Por su parte, el director de campañas y estudios de la ONG, Jaime Atienza, ha asegurado que "reducir la ayuda al desarrollo no es la forma de equilibrar los presupuestos porque es una porción mínima de los presupuestos de un país y su recorte no tiene un impacto destacable sobre le déficit". Atienza ha pedido a los países donantes "hacer un esfuerzo para cumplir con sus compromisos en desarrollo y al mismo tiempo buscar mecanismos innovadores para recaudar nuevos fondos que combatan la pobreza".

"La puesta en marcha de una tasa a las transacciones financieras, que involucre al sector financiero en la solución de una crisis que ayudaron a crear o la regulación urgente de los paraísos fiscales son algunas de las acciones que se deben emprender sin demora", ha añadido el responsable de la ONG.