4 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

Marta.- Foro Judicial Independiente ve lógico que se pida un endurecimiento de la legislación porque es débil

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la asociación de jueces Foro Judicial Independiente, Conrado Gallardo, señaló hoy que la legislación penal española es una de las más débiles de Europa, especialmente en lo que se refiere a los delitos que conllevan violencia física, por ello, considera "lógica" la actitud de quienes piden un endurecimiento de las penas.

En declaraciones a Europa Press, Gallardo reflexionó sobre las situaciones de tensión que se producen después de una muerte violenta, como la de la joven sevillana Marta del Castillo, y advirtió de que cuando las penas son demasiado blandas, "la finalidad de la condena --equilibrar el daño que ha causado el delincuente y evitar que las víctimas quieran tomarse la justicia por su mano-- no se cumple".

Es entonces cuando la "paz social corre peligro" y que, a su juicio, "es lo que está empezando a pasar". "Esa es una enfermedad de una democracia joven, que considera dictatorial la dureza contra el delito", añadió.

Por otro lado, Gallardo aseguró que la cadena perpetua "debería existir" para determinados delitos de especial gravedad y que revelan personalidades muy peligrosas, en consonancia con la petición que hicieron hoy los padres de Marta del Castillo para que se realice un referéndum sobre el establecimiento de este régimen penitenciario.

En este sentido, el portavoz de esta asociación judicial defendió una "cadena perpetua con posibilidad de remisión cuando el peligro haya desaparecido". En la misma línea, mantuvo que la reinserción ha de "jugar un papel secundario". "La pena, además de intentar reinsertar al delincuente cumple otra finalidad, que es castigarlo y eso es lo que la joven democracia olvida. La pena es sobre todo, un castigo", añadió.

En definitiva, el portavoz de FJI instó a un endurecimiento de las penas para los delitos con violencia física porque, a su juicio, actualmente, "existe una sensación de impunidad en los delincuentes", y abogó por una "reflexión" sobre la implantación de la cadena perpetua para los delitos de extrema gravedad como una "forma de evitar que éstos proliferen y que las víctimas se se sientan indefensas".