18 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Médicos del Mundo reclama "flexibilidad" para que los inmigrantes ilegales obtengan la tarjeta sanitaria

PALMA DE MALLORCA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La entidad Médicos del Mundo reclamó a las autoridades con competencias en materia de salud "flexibilidad" para que los inmigrantes ilegales que residen en Baleares obtengan la tarjeta sanitaria, como ya sucede en Andalucía, y, de esta manera, puedan superar las "dificultades y desigualdades" que encuentran para acceder tanto a la Atención Primaria como a la especializada.

Así lo manifestó hoy el presidente de la delegación balear de esta ONG, Miguel Reyero, durante la presentación en su sede de Palma de Mallorca del 'Informe sobre el acceso a la salud de las personas inmigrantes', que sitúa a Baleares en un punto intermedio en el ránking de las Comunidades Autónomas que más dificultan el acceso de los nuevos residentes a la asistencia sanitaria pública.

De hecho, a causa de esa situación, Médicos del Mundo optó por ofrecer asistencia a inmigrantes en situación irregular residentes en las islas, en muchas ocasiones personas dedicadas a la prostitución, y en 2006 pasaron por sus instalaciones un total de 1.500 personas para ser atendidas de problemas de salud, la mitad de las cuales carecía de tarjeta sanitaria.

Además, según Reyero la situación se agrava por el hecho de que muchos inmigrantes ilegales no pueden empadronarse y carecen de contrato de alquiler, aspectos que son fundamentales para constar oficialmente como beneficiario de la sanidad pública, por lo que en algunos casos la ONG ha permitido que conste su sede como dirección habitual de residencia, medida que no se tomó en Baleares.

Por otra parte, el director de Médicos del Mundo identificó otros problemas relativos a esta cuestión, como la falta de información adecuada entre el personal sanitario sobre los derechos que asisten a los residentes inmigrantes, las diferencias de concepción de la sanidad existente en las diferentes culturas, ya que, mientras en España predomina actualmente el sentido preventivo de la misma en otros países se considera sólo el curativo.

Aunque el responsable de la ONG en las islas no pudo aportar datos cuantitativos sobre la incidencia de los residentes extranjeros en el sistema público de salud, consideró un "mito" el que se considere a la población inmigrante un gran consumidor de esos recursos, y, a este respecto, se apoyó en estudios realizados en otras comunidades --como el País Vasco--, que consideró extrapolables a Baleares.

Finalmente, Miguel Reyero recordó que España es uno de los Estados firmantes de la Carta Social Europea, que garantiza el acceso a la salud sin distinciones para todos los habitantes, extremo que también reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos.