8 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

MSF atiende en Somalia al mayor flujo de heridos tras los últimos combates desde que abrió su programa en Mogadiscio

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) continúa su tratamiento a los más de 100 heridos en el hospital Daynile, situado en la capital somalí, Mogadiscio, en el que ha supuesto el mayor flujo de heridos desde que esta organización abrió su programa quirúrgico en dicho centro hospitalario, según señala MSF en un comunicado.

De las 121 personas tratadas en la sala de urgencias del hospital desde el pasado martes, 47 son mujeres y niños menores de 14 años, lo que demuestra, una vez más, el alto precio que paga la población civil en el conflicto somalí, según denuncia la organización en un comunicado. Sólo durante el día de ayer, añade, se atendieron 19 heridos en la sala de emergencia, entre ellos siete niños, que resultaron afectados cuando su colegio fue bombardeado. Uno de ellos murió más tarde, subraya MSF.

Las personas sufrieron varias heridas, especialmente en la zona del abdomen, el pecho y la cabeza, y todas ellas se produjeron por explosiones o por impacto de bala, informa la organización. "El equipo ha trabajado toda la noche sin descanso", aseguró la coordinadora general de la organización en Somalia, Shelagh Woods.

En 2008, el hospital de MSF de Daynile, con 60 camas, atendió a 5.250 personas con heridas traumáticas, de las cuales 3.093 sufrían heridas de guerra. Más de la mitad de estos heridos de guerra eran mujeres y niños menores de 14 años, anota la organización.

Los combates de los últimos días en Mogadiscio entre la Policía, apoyada por las tropas de la misión de la Unión Africana (UA), y los rebeldes islamistas ha provocado una cifra de más de 80 muertos, según informaron testigos presenciales y grupos humanitarios.

La violencia estalló pocos días después de que el nuevo presidente de Somalia, el jeque Sharif Ahmed, regresara a Mogadiscio para constituir su gobierno de unidad, el decimoquinto intento en conseguir la paz en este país del Cuerno de África desde 1991.

Los islamistas radicales del grupo Al Shabab, que tiene tomadas algunas zonas del centro y el sur del país, han prometido que continuarán luchando para intentar echar a los 3.500 militares de la misión de la UA que se desplegó en Somalia hace unos meses.