24 de junio de 2019
  • Domingo, 23 de Junio
  • Sábado, 22 de Junio
  • Viernes, 21 de Junio
  • 1 de octubre de 2015

    Oceana denuncia la falta de protección de las áreas marinas en Europa y pide soluciones

    MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La organización de conservación marina Oceana reclama a los Estados miembro de la Unión Europea que resuelva las carencias de las áreas marinas protegidas para que ésta sea efectiva, ya que en la actualidad hay "pocos lugares", sobre todo en mar abierto, que son "demasiado pequeños y mal gestionados".

    La ONG denuncia que la actual red de áreas marinas protegidas de la Unión Europea, que únicamente cubre al 5,9 por ciento de las aguas marinas, no es suficiente ni ofrece protección real, al tiempo que queda aún lejos del objetivo del 10% de superficie protegida al que se han comprometido los Gobiernos de los Veintiocho.

    Tras la publicación este jueves por parte de la Agencia Europea de Medio Ambiente del informe 'Marine Protected Areas in Europe's Seas', Oceana celebra que se haya realizado este estudio porque se trata de la primera vez que se evalúa la red de marinas protegidas (AMP) de la UE al completo.

    La comunicación de la Comisión Europea anexa al informe añade también que la red es "insuficiente" y avisa de que las zonas "críticas" donde es preciso "reforzarla con urgencia" son la cuenca oriental del Mediterráneo y el Adriático, el mar Cantábrico, la costa ibérica y la Macaronesia.

    "Nueve de cada diez áreas Natura 2000 son menores de 100 kilómetros cuadrados, el tamaño mínimo recomendado por los científicos, y muchas son 'parques de papel' sin protección real. Si los Estados Miembros de la UE invierten poco en conservación marina, no conseguirán los beneficios ecológicos y económicos que puede proporcionar una red de AMP bien diseñada y gestionada", ha advertido el director ejecutivo de Oceana en Europa, Lasse Gustavsson.

    Además, subraya que "solo" ecosistemas saludables y resilientes pueden contribuir a hacer frente a amenazas como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

    Para Oceana, el informe de la AEMA expone que la red europea sufre una grave falta de coherencia, como que la mayoría de las áreas marinas protegidas son costeras o litorales. "Hay una evidente falta de zonas en mar abierto, lo que deja gran variedad de hábitats y especies de profundidad sin protección y dificulta la interconexión ambiental entre ambas", insiste la ONG.

    En concreto, apunta que en el mar Báltico y en el Atlántico Nororiental, los países han protegido más del 15 por ciento de sus aguas costeras, pero menos del 4 por ciento en mar abierto.

    Asimismo, denuncia que muchas de estas áreas son "simples parques de papel", por lo que Oceana califica de "lamentable" que la evaluación de estas áreas no incluye la gestión de las áreas marinas protegidas, lo que supone limitar el valor de las conclusiones sobre la efectividad de la red.

    "La Comisión Europea debe abandonar la política de esconder la cabeza en la arena y tomarse en serio la generalizada falta de gestión de las áreas marinas protegidas. Los Estados Miembros que no apliquen los requisitos necesarios para una protección real deberían ser legalmente responsables de su negligencia", concluye Gustavsson.

    Para leer más