15 de agosto de 2020
6 de agosto de 2009

Ocho de cada diez paraguayos en España no tiene 'papeles', según denuncia una asociación de inmigrantes de este país

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 81 de cada 100 paraguayos residentes en España no tiene papeles y está en situación irregular, según denunció la Federación de Asociaciones de Paraguayos Residentes en España, que calcula en 150.000 sus compatriotas en España, de los cuales sólo 28.000 (el 18 por ciento) tiene permiso de residencia.

Según explicó en declaraciones a Europa Press la presidenta de la Federación, Irma Pérez, esta situación tiene su causa inicial en que, al igual que sucede con los nacionales de países como Argentina, a los ciudadanos de Paraguay se les permite viajar a España sin necesidad de obtener para ello un visado.

Pérez reconoció que la falta de visado provoca que "muchos" paraguayos entren en España "como turistas y luego se queden a trabajar en situación irregular", en espera de cumplir los tres años de residencia que se imponen como primer requisito para la obtención del permiso de trabajo por la vía del arraigo social.

El problema, según apuntó, es que la paraguaya "es una migración muy nueva", de forma que entre sus compatriotas hay una "menor posibilidad de conseguir la documentación", al no cumplir los requisitos de antigüedad.

La alta proporción de paraguayos 'sin papeles' provoca que cuando hay una redada contra la inmigración irregular "cinco de diez (detenidos) sean de Paraguay", conforme explicó Pérez. "No es una persecución exclusivamente contra nosotros, es una persecución contra los migrantes, lo que pasa es que la proporción es más grande entre los paraguayos", añadió.

"HUÉRFANOS" DE SU PROPIO GOBIERNO

En este sentido, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Paraguayos solicitó que "se respeten en España los Derechos Humanos y el libre tránsito de personas por el mundo", si bien dijo comprender que se regulen los flujos migratorios, aunque en su opinión, las autoridades deberían contactar con las asociaciones de inmigrantes para ayudar a "buscar una solución al problema".

Además, hizo hincapié en solicitar al Ejecutivo de Paraguay que "se involucre en la situación, porque está provocada por ellos mismos". "Que se involucren en la persecución a los inmigrantes y en la posibilidad de retorno y que den más cobertura en la Embajada y los consulados" ya que, según indicó, se encuentran "totalmente huérfanos" de su propio Gobierno.

Por ello, solicitó a la Administración paraguaya que ratifique el convenio de 1959 por el que se concedía la doble nacionalidad a los naturales de este país. Su última actualización fue en 1982 y, desde entonces, no se ha vuelto a refrendar. Desde su punto de vista, esta ratificación no se a producido por "falta de visión política y porque los migrantes no pueden votar".