16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 11 de diciembre de 2015

    'One More For Christmas': becas de comedor para niños de países en desarrollo

    'One More For Christmas': becas de comedor para niños de países en desarrollo
    MARY'S MEALS ESPAÑA

    MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

       Mary's Meals España se ha sumado a la campaña internacional 'One More For Christmas' ('Uno Más Por Navidad') y ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que "pongan un plato mas" en las fiestas de Navidad, con el que financiar una beca de comedor escolar para un niño procedente de un país en desarrollo, según informa en un comunicado.

       El coste del plato virtual (que cubre el coste de la beca durante todo el año) es de 14,50 euros, 15,22 euros si el donante decide cubrir también los costes de gestión del donativo en la plataforma digital de la campaña ('https://www.marysmeals.es/one-more-for-christmas').

       Hasta ahora, la mesa virtual de Mary's Meals en todo el mundo ha logrado colocar ya un total de 1.000 platos, a día 2 de diciembre, lo que supone una recaudación de más de 14.500 euros y la financiación del comedor escolar a 1.000 niños en países como Malawi, Haití, Liberia o India, algunos de los 12 países en los que trabaja la ONG escocesa.

       Mary's Meals superó este 2015 la cifra de un millón de niños que cada día reciben un plato de comida con los nutrientes necesarios en su colegio, lo que contribuye no solamente a combatir la desnutrición infantil sino también a que los niños acudan al colegio y obtengan la educación necesaria para poder salir adelante en el futuro.

       "Marca una diferencia radical en la vida de estos niños, que se reincorporan a los colegios para poder comer y poder estudiar --explican desde la organización--. Antes se veían obligados a buscar comida para ellos y sus hermanos y no podían ir al colegio, pero ahora la asistencia y el rendimiento escolar han mejorado de manera significativa".

       Para incrementar el impacto de su actividad, la organización compra el grano para elaborar, por ejemplo, 'porridge' (un plato a base de gachas de avena enriquecidas) en las comunidades locales y pide la colaboración de las madres de los niños para preparar la comida, de forma que la inversión revierte en la economía local y abarata el coste de los alimentos.

       Además, según los responsables de la ONG, la involucración de las madres en los colegios y su colaboración para preparar los alimentos ha contribuido a "fortalecer los vínculos comunitarios" corresponsabilizando a maestros, niños y padres y a "generar esperanza" en comunidades que adolecen de hambruna crónica.