5 de agosto de 2020
6 de agosto de 2009

La ONU envía 40 equipos de especialistas al este de RDC para intentar reforzar la protección de los civiles

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Mientras cada vez hay más informaciones de violaciones generalizadas y otras atrocidades en las provincias de Kivu Norte y Sur, en el este de República Democrática del Congo (RDC), la Misión de la ONU en RDC (MONUC) ha enviado cerca de 40 equipos a la región durante los últimos seis meses para intentar reforzar la protección de los civiles.

Mediante la identificación temprana de signos de amenazas potenciales a los civiles, los equipos de la ONU --que incluyen especialistas en protección de menores y de asuntos civiles, entre otros--, permitirán a las fuerzas de paz reaccionar rápidamente para contrarrestarlos, según informa la ONU.

Los equipos fueron creados a principios de este año para ayudar a frenar los abusos en las provincias de los Kivus, donde los rebeldes ruandeses tienen presencia activa desde el genocidio de 1994 en el país vecino y en el que cerca de 800.000 tutsis y hutus moderados fueron asesinados por los extremistas hutus.

En su informe más reciente presentado al Consejo de Seguridad sobre la violencia sexual en el conflicto armado, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, subrayó el mes pasado que al menos 200.000 casos de estos abusos se habían registrado en el este de RDC desde 1996.

La MONUC también envió una misión de evaluación para investigar cómo fortalecer las medidas preventivas contra la explotación sexual y el abuso en el que están implicadas las fuerzas de paz de la ONU. Se espera que la evaluación entregue pronto un informe.

El representante especial del secretario general en RDC, Alan Doss, visitó Ruanda el pasado fin de semana para mantener conversaciones con el presidente ruandés, Paul Kagame, sobre desarme, las operaciones conjuntas de la ONU y el Ejército de RDC contra los grupos armados ilegales en el este del país y la repatriación voluntaria de los ruandeses que viven en RDC.

El último enfrentamiento entre las tropas de RDC y las rebeldes Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) y sus aliados locales han obligado a 35.000 personas a abandonar Kivu Sur sólo durante el mes pasado, por lo que la cifra total de desplazamientos en esta provincia desde enero de este año ya alcanza los 536.000, de acuerdo con cifras de agencias de la ONU. En el este de RDC, ya hay más de 1,8 millones de personas desplazadas internas.