22 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

O.Próximo.- La población de Gaza necesita ocho veces más ayuda que la que recibe, según Save the Children

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Save the Children estima que tan sólo una octava parte de los suministros de comida y medicinas que necesita la población de la Franja de Gaza han conseguido entrar en el territorio desde que comenzó la ofensiva israelí el pasado 27 de diciembre, por lo que la ONG calificó la situación de "lamentable".

La organización denunció además en un comunicado que el alto al fuego de tres horas fijado por Israel para permitir a las agencias de ayuda humanitaria que distribuyan suministros en Gaza "es inadecuada y está dificultando enormemente los esfuerzos humanitarios".

El Gobierno de Israel declaró el pasado lunes que desde que comenzó el conflicto ha permitido el paso a la Franja de 900 camiones con ayuda humanitaria. Sin embargo, según las estimaciones de Save the Children, al menos 7.200 camiones deberían haber entrado en Gaza para asegurar que la población tenga un mínimo de alimentos, combustible y medicinas.

"Únicamente 900 camiones han conseguido entrar, pero por cada camión que el Gobierno de Israel dice haber permitido entrar, se necesitan otros siete", declaró Annie Foster, quien lidera la respuesta de esta ONG a la emergencia en la zona.

"Más de un millón de personas en Gaza --más de la mitad de ellos niños-- ya dependían de la ayuda humanitaria antes de la actual operación militar. Hasta el momento, la cantidad de ayuda que ha conseguido entrar en la zona está muy por debajo de las necesidades de la población. Es lamentable", señaló.

Foster también criticó el poco tiempo fijado por Israel para el paso de ayuda diaria. En su opinión, "tres horas al día no es suficiente tiempo" para llevar a cabo una operación de ayuda humanitaria de la magnitud a la que se enfrentan las ONG en Gaza. "Miles de niños y sus familias necesitan deseperadamente esta ayuda, sólo podemos alcanzarles si se nos permite operar con mayor libertad", añadió.

Save the Children ha conseguido distribuir raciones de alimentos para dos semanas aproximadamente a 20.000 personas. La distribución de ayuda ha incluido la utilización de pequeños coches y carretillas con burros, ya que los conductores de camiones no quieren realizar las distribuciones por miedo a los ataques. Además, la organización ha distribuido suministros médicos en hospitales.

La ONG informó de que está proporcionando ayuda humanitaria a familias vulnerables en el norte y el sur de la Franja, tanto durante los periodos de alto al fuego como fuera de ellos a pesar de la inseguridad.