29 de mayo de 2020
11 de junio de 2008

Organizaciones ambientales internacionales piden la paralización de la M-501 y la eliminación de la fianza a Ecologistas

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones ambientales internacionales WWF-Adena, SEO-BirdLife, Greenpeace y Amigos de la Tierra pidieron hoy la paralización "inmediata" de la carretera M-501 y la eliminación de la fianza impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSMJ) a Ecologistas en Acción para hacer efectiva la suspensión cautelar mientras se analiza el recurso de la Comunidad de Madrid, informaron hoy las asociaciones.

Así, exigieron el cumplimiento de la sentencia por parte de la Comunidad de Madrid, y anunciaron que promoverán un cambio legislativo para que no se impongan fianzas o cauciones en acciones de asociaciones de utilidad pública contra la mala gestión de las administraciones.

Asimismo, WWF/Adena, SEO/BirdLife, Greenpeace y Amigos de la Tierra solicitaron que se haga efectiva la paralización de la conocida como la "carretera de los pantanos", tal y cómo ha acordado la Sección Novena de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM.

"La paralización tiene como objetivo evitar un grave perjuicio para el medio ambiente, que es uno de los deberes encomendados al Gobierno regional, y por lo tanto, no puede considerarse a la Comunidad de Madrid como perjudicada por cumplir con su obligación de paralizar unas obras demostradamente dañinas para la naturaleza", señalaron las organizaciones.

REFORMA DE LA LEY

Según los grupos ecologistas, resulta "urgente restablecer" el equilibrio entre los intereses generales y los públicos y privados, por lo que solicitarán modificaciones legislativas que completen y perfilen el marco del derecho a la justicia gratuita en temas ambientales.

La legislación actual permite a los tribunales imponer fianzas, garantías o cauciones a la hora de aplicar medidas cautelares si de ellas pudieran derivarse perjuicios de cualquier naturaleza, por lo que en algunos casos, "los tribunales se acogen a esta potestad para imponer estas garantías, con cuantías imposibles de cumplir para las organizaciones ecologistas, a la hora de acordar paralizaciones cautelares que garanticen, hasta que se dicte sentencia, que no se destruye el medio ambiente", agregaron.

"La imposición de estas fianzas genera que el acceso libre a la justicia establecida por la Ley 27/2006 quede dañado, ya que el derecho de acceso solo queda reconocido de manera parcial en caso de establecimiento de este tipo de garantías. Hay que recordar que estos grupos ecologistas son entidades de utilidad pública que tienen por objeto la conservación de la naturaleza y que sólo pleitean contra las administraciones cuando éstas no hacen bien su trabajo", concluyeron.