6 de junio de 2020
21 de mayo de 2020

Oxfam Intermon teme que el Ingreso Mínimo Vital no llegue a todos los hogares con pobreza severa

Oxfam Intermon teme que el Ingreso Mínimo Vital no llegue a todos los hogares con pobreza severa
Una voluntaria entrega una de las bolsas que contienen un menú de comida en el colegio Ramón María del Valle Inclán de San Blas, en Madrid (España), a 20 de mayo de 2020. - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Oxfam Intermón considera que la puesta en marcha de un Ingreso Mínimo Vital para las familias en situación de mayor vulnerabilidad es "un avance trascendental" en la lucha contra la desigualdad en España pero muestra su "preocupación" por que este ingreso "no llegue a todos los hogares con pobreza severa".

La ONG, dedicada a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, recuerda que, en estos momentos, España es "el sexto país más desigual" de la Unión Europea. "En 21 de los 27 países de la UE las ayudas públicas contribuyen a reducir la pobreza en mayor proporción que en España", apunta la experta en políticas públicas y desigualdad de la organización, Liliana Marcos.

Por ello, considera que la aprobación del Ingreso Mínimo Vital es "un ejercicio trascendental de justicia social que puede por fin doblegar la curva de la desigualdad en España".

Si bien, la organización calcula que para acabar con la pobreza severa en España serían necesarios "unos 6.000 millones adicionales" y el Gobierno apunta a la puesta en marcha de una prestación con un presupuesto "mucho menor".

"Nos preocupa que eso signifique que el umbral de acceso sea demasiado bajo, generando agravios comparativos entre familias que viven situaciones de vulnerabilidad extrema muy similares y que se quedarían sin prestación por unos pocos euros de diferencia", ha precisado Marcos.

La organización reclama que el objetivo del Ingreso Mínimo Vital sea acabar con la pobreza severa entendida como todos los hogares que viven por debajo del 40% de la mediana de ingresos.

SOLICITANTES DE ASILO Y VÍCTIMAS DE TRATA

La otra preocupación de la ONG es que el decreto discrimine por su situación administrativa a las familias con grandes necesidades. En este sentido, pide incluir a los colectivos migrantes más vulnerables como solicitantes de asilo, familias con menores o víctimas de trata.

"Junto a cientos de colectivos y organizaciones estamos reclamando una regularización extraordinaria de personas migrantes y el cambio de la actual Ley de Extranjería", ha explicado Marcos. Mientras tanto, reclama que al menos se garantice que el IMV llega a estos colectivos.

Oxfam Intermón lleva defendiendo el establecimiento de una renta garantizada o ingreso mínimo vital desde la salida de la pasada crisis y espera que la renta que finalmente se apruebe haga las veces de "suelo estatal" que homogeneice criterios y derechos en todo el Estado, y que pueda ser complementado por las comunidades autónomas cubriendo a más colectivos o con más fondos.

Igualmente, espera que se cumplan otras características, como que la prestación se conceda "sin límite de tiempo", que sea "complementaria a ingresos laborales hasta cierto umbral", que su tramitación sea "lo más sencilla posible" para las familias y que "no esté condicionada a participar de forma obligatoria en programas de inclusión laboral".

"Para colectivos que nosotros apoyamos y con los que trabajamos en España como son las trabajadoras del hogar, es fundamental que la renta se diseñe como un estímulo al empleo", ha apuntado Marcos. Esto quiere decir, según ha precisado, que cuando las familias puedan incrementar sus ingresos laborales no vean reducir la prestación en la misma cantidad.

Un informe de febrero de la organización calcula que "con 6.000 millones de euros, una décima parte de lo que costó rescatar a los bancos, se puede acabar prácticamente con la pobreza severa en España", que pasaría según sus cálculos "de 9,18% a un residual 0,67%".

En cuanto a su financiación, Oxfam Intermón propone una serie de ajustes fiscales que supondrían recaudar 8.000 millones de euros adicionales. La mitad de este aumento (un 51%) se originaría en el impuesto de sociedades, mientras que los cambios en el impuesto al patrimonio aportarían el 35% y el 15% restante saldría del IRPF, de gravar las rentas del capital, según indica la ONG.

"La presión tributaria en España está 4 puntos por debajo de la media de la Unión Europea. Ahí es donde se ve claramente que la pobreza y la desigualdad son decisiones políticas", ha concluido Marcos.

Contador

Para leer más


Lo más leído