3 de marzo de 2021
14 de julio de 2014

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia anuncia una próxima reunión con los Reyes

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, ha afirmado este lunes que los Reyes mantendrán próximamente una reunión con representantes de su asociación, un encuentro que, según ha señalado, "sería muy bueno" tanto para el país y las víctimas como para la institución.

Ibarra, que no ha dado fecha para la reunión, ha destacado la "sensibilidad y preocupación" de don Felipe y doña Letizia por las víctimas de delitos de odio. "Es el momento de que familias que han sufrido agresiones racistas o xenófobas puedan tener su minuto con el jefe del Estado y que eso sirva como mensaje a la sociedad", ha declarado durante uno de los cursos de verano que ofrece la Universidad Rey Juan Carlos.

Por otro lado, el presidente del Movimiento contra la Intolerancia ha expresado su preocupación por la participación, en las próximas elecciones municipales, de algunos partidos dispuestos a "utilizar el hambre a favor de la xenofobia dando alimentos a los españoles y no a los inmigrantes que también están en paro y en la pobreza" o a "hostigar la presencia de mezquitas en núcleos urbanos".

Entre esas formaciones políticas, Ibarra ha mencionado concretamente a Plataforma per Catalunya, que ha desarrollado una campaña "contra las mezquitas y con la bandera de la islamofobia".

Sin embargo, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que, a diferencia de lo ocurrido en otros países, en España "no haya habido un voto a un partido racista" en los últimos comicios al Parlamento Europeo, el pasado 25 de mayo. A su juicio, España, con 4.000 agresiones por discriminación y racismo en 2013, no es un país racista en comparación con Reino Unido, donde se alcanzaron las 60.000.

Al explicar qué es lo que se considera un delito de odio, Ibarra ha precisado que la tipología no solo incluye la xenofobia, sino también la homofobia, la discriminación por cuestiones religiosas o el rechazo a las clases más humildes.

Asimismo, ha incidido en la importancia de tener en cuenta la discriminación que se produce en el día a día, que ha descrito como una "microintolerancia" que "penetra como la lluvia fina y hace un daño tremendo". Para solucionar estos problemas, ha reclamado una educación, a través del colegio o los medios de comunicación, que transmita valores como la tolerancia.

Para leer más