29 de marzo de 2020
8 de septiembre de 2008

Roquetas.- Secretariado Gitano descarta que se trate de un conflicto racista y pide inversiones en estas zonas

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Secretariado Gitano lamentó hoy el apuñalamiento mortal del ciudadano senegalés de 28 años, O.K., en el municipio almeriense de Roquetas de Mar, descartó que se trate de un conflicto racista y pidió a las administraciones inversiones para mejorar el acceso a la vivienda, los servicios y el empleo en zonas como Roquetas, en las que conviven ciudadanos de muchas nacionalidades diferentes.

En un comunicado remitido a Europa Press, la fundación se sumó al llamamiento a la calma que han hecho otras entidades "muy conocedoras del entorno" y descartó que el asesinato del joven senegalés y los disturbios posteriores puedan considerarse un conflicto racista.

Al igual que han hecho organizaciones como Andalucía Acoge y Almería Acoge, la Fundación Secretariado Gitano pidió a las administraciones que realicen inversiones para "mejorar la situación por la que pasan estas barriadas en el ámbito de la vivienda, el empleo, los servicios y la convivencia vecinal".

Asimismo, reclamó "una rápida actuación" de la Policía para que se localice y detenga al presunto o presuntos culpables de esa muerte y sean puestos a disposición de la Justicia. "Queremos recalcar que en un Estado de Derecho nadie puede tomarse la justicia por su mano y las fuerzas del orden del Estado deben velar por la seguridad de todos los ciudadanos", añade la nota.

Con respecto a la identidad del sospechoso del crimen, el colectivo pidió que se evite difundir cualquier mención acerca de la etnia a la que podría pertenecer ya que ello "supone una flagrante vulneración de sus derechos constitucionales y provoca un peligroso efecto de estigmatización del conjunto de toda la comunidad o etnia".

Concretamente, lamentó que en el caso de Roquetas se haya difundido que el sospechoso de la muerte de O.K. es de etnia gitana mientras que, según las informaciones recabadas por la fundación, "no es de etnia gitana sino que recibe el apodo de 'El gitano'.

En la misma línea, pidió un tratamiento de la información que "no eche más leña al juego" ya que de no ser así, pondría "en serio peligro a personas inocentes", "precisamente en aquellos lugares donde las condiciones de vida y la convivencia son más difíciles", concluyó.