28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
  • 7 de diciembre de 2010

    Sáhara.- Una ONG saharaui denuncia que dos menores fueron "secuestrados y torturados" tras el asalto al campamento

    MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Comité de Defensores de Derechos Humanos Saharauis (CODESA) denunció este martes que las autoridades de ocupación marroquíes "secuestraron y torturaron" a dos menores de edad saharauis después del asalto efectuado el pasado 8 de noviembre por las fuerzas de seguridad contra el campamento de Gdeim Izik, próximo a El Aaiún.

    Según un comunicado de la organización, citado por la agencia de noticias del Frente Polisario (SPS), el saharaui Ahmed Kentaui, de 15 años de edad, fue "secuestrado" por miembros del Ejército y la Gendarmería marroquí el mismo día del asalto, donde estaba acompañado por su madre.

    A pesar del intento de la madre por persuadir a los agentes marroquíes de que no se lo llevaran, el menor fue trasladado a un camión militar y posteriormente a la gendarmería, donde "fue sometido a sesiones de torturas y vejaciones por parte de los militares", añadió CODESA.

    Posteriormente, fue conducido a un centro en el que se unió a grupo de saharauis que estaban detenidos en las dependencias de la Gendarmería marroquí en El Aaiún, prosiguió. "Ahmed Kentaui ha afirmado que estuvo durante cuatro días sometido a continuos maltratos y torturas por haber estado en el campamento saharaui de Gdeim Izik antes de ser desmantelado brutalmente por las fuerzas marroquíes", añadió CODESA.

    "El menor, una vez dentro de la comisaría, fue sometido a un interrogatorio sin la presencia de sus padres, pese a ser menor de edad", aseguró. El adolescente fue conducido el 12 de noviembre ante al fiscal del rey y antes el juez del tribunal de primera instancia, antes de ser liberado "con señales de torturas que se ven en todo su cuerpo", explicó la organización.

    "El otro menor saharaui, conocido como Mohamed Lamin Suleima, que sufre trastorno psicológico por haber sido torturado anteriormente por esos mismos agentes, ha sido víctima de torturas durante cuatro días a raíz de las protestas que se originaron en El Aaiún tras el violento desalojo del campamento de la dignidad saharaui", concluyó.