20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • Sábado, 18 de Mayo
  • Viernes, 17 de Mayo
  • Jueves, 16 de Mayo
  • 16 de febrero de 2015

    El sector catalán de discapacitados lamenta el copago "confiscatorio" del sistema de dependencia

    BARCELONA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

       El Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad (Cocarmi) ha manifestado este lunes en rueda de prensa su rechazo a la actual regulación del copago de servicios que contempla la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia al considerar que se trata de un sistema "confiscatorio e injusto", ha señalado el presidente de la entidad, Antonio Guillén.

       El Cocarmi ha anunciado que se suma a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) impulsada por el Comité Estatal de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) para modificar la ley y establecer criterios "claros, justos, y equitativos" en la participación de los usuarios en el coste de las prestaciones, de manera que ésta se base en la capacidad económica, el patrimonio y la esperanza de vida del beneficiario, entre otros factores, ha remarcado.

       Esta iniciativa desea recoger 50.000 firmas en todo el territorio español a través de la campaña 'Afirma tus derechos, firma contra el copago confiscatorio', que promueve el Cermi y las diversas entidades que lo integran y en la que pueden participar todos los españoles censados.

       La ILP pretende que queden exentas de copago las personas que reciban menos de 1.331 euros, fijar una aportación máxima que no supere el 60% del coste del servicio, y garantizar a la persona dependiente una cantidad para destinar a gastos personales que no sea inferior al 40% de su capacidad económica.

       Guillén ha explicado que los recortes presupuestarios han llevado a que no se hayan logrado muchos de los propósitos con los que nació la ley, y que el modelo de tercios en el sistema de pago no se está llevando a cabo de la manera en que se planteó a causa de la reducción de la aportación de las administraciones.

       Según cifras del Observatorio del sector de atención a la dependencia estatal, entre 2009 y 2013 la aportación media de los usuarios por las ayudas que reciben se disparó un 68%, pasando de los 960 euros a los 1.613, situación que el Cocarmi considera que expulsa muchas personas del sistema.

    ALGUNOS PAGAN MÁS DE LO QUE COBRAN

       Guillén ha apuntado que algunas personas tienen que pagar más de lo que cobran y que otras pagan más del 100% del coste del servicio que reciben; por eso considera que se trata de un copago "confiscatorio" y que en algunos casos se tendría que hablar de pago directo en vez de copago.

       El presidente del Cocarmi confía en que Cataluña aporte gran parte de las firmas necesarias para presentar la ILP en el Congreso y se pueda abrir una vía de diálogo que ayude a replantear el sistema de copago haciéndolo más "justo y equitativo" entre las diversas comunidades autónomas.

    Para leer más